Martes 22 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 1.19.2019

Encuentro de Mujeres: el Arzobispo de La Plata bregó por una “autocrítica” de la Iglesia y pidió “abrir el oído” a las demandas feministas

Víctor Manuel Fernández consideró que a las asistentes al Encuentro que se realizará en la capital bonaerense entre el 12 y el 14 de octubre "las une el sueño de una verdadera igualdad" por lo que pidió a los católicos "evitar agresiones".

Cundo faltan pocos días para la realización de un nuevo Encuentro Nacional de Mujeres, que este año se realizará en La Plata, el arzobispo Víctor Manuel Fernández publicó un escrito  en el que habló de la necesidad de que la Iglesia realice una autocrítica y bregó, además, por “abrir el oído” ante las demandas de las miles de mujeres y disidencias que llegarán a la capital provincial entre el 12 y el 14 de octubre próximos.

En este contexto, el arzobispo publicó una nota de opinión en el diario La Nación y por primera vez en la historia, dijo "entender" los reclamos de las más de 140 mil mujeres, lesbianas, travestis y otras disidencias sexuales que se darán cita en el 34° Encuentro el 12, 13 y 14 de octubre.

Así, pidió a los feligreses que no recen en la Catedral, una tradición que los católicos vienen evocando en cada Encuentro de los últimos años.

De este modo,  se dirigió a aquellas personas que “tienen miedo” de cara al ENM "incluidos miembros de las fuerzas de seguridad, políticos y vecinos, como si viniera una horda sedienta de venganza y destrucción". Y, sobre las participantes de esta histórica actividad, aclaró que se trata de "mujeres, de muchos colores, con diversas formas de defender sus derechos, y también con diferencias entre ellas".

De este modo, analizó que "la ira se entiende cuando se recuerda la historia, siglos de opresión, de humillación, de dominio machista, de violencia".

"A veces la bronca se concentra contra la Iglesia, que necesita una autocrítica en este tema, como en tantos otros", agregó.

"Sé que algunas que participarán no están a favor del aborto y prefieren representar a las que son forzadas a abortar por sus patrones o por sus novios. O insisten en alcanzar una verdadera paridad laboral. O quieren ser la voz de las que sueñan con ser madres, pero mueren en el parto, desnutridas. O luchan con uñas y dientes contra la trata de mujeres. Pero hay una serie de reclamos urgentes que las unen a todas", resaltó.

Aunque "corre por las redes que prometen quemar y destruir", Fernández dijo estar seguro "de que la mayor parte desea hacerse oír pacíficamente, reivindicando un legítimo derecho a protestar".

"Las que quieren dañar y destruir no las representan a ellas ni a la inmensa mayoría de la sociedad", opinó el cura y añadió que "de todos modos, quienes no supimos asumir como propios los legítimos reclamos de las mujeres simplemente tendremos que abrir el oído".

"Bienvenidas las que vienen a enriquecer el debate público", puntualizó el arzobispo platense, quien rogó "a todos los católicos que eviten cualquier forma de agresión verbal e iniciativa que termine siendo provocativa".