Miércoles 23 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 20.19.2019

La Plata: el macrismo hace campaña con obras financiadas durante el gobierno anterior por organismos internacionales

El intendente Julio Garro firma una carta que está siendo entregada en los hogares de las familias platenses. Se adjudica obras de infraestructura que se realizan por préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) durante  la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

En el texto que redactaron los responsables de la campaña electoral de Juntos para el Cambio, Julio Garro asegura que hizo “todo lo necesario para que nunca más un platense muera por una lluvia”, y en programas de televisión y entrevistas radiales se ufana por obras como las del Arroyo El Gato o el canal aliviador de calle 31. Pero se omite lo principal: esas obras fueron aprobadas antes de 2015, con excepción de una partida posterior (de 2016), y se financian con deuda que tomó la Nación con el BID.

Es decir: Garro no tiene nada que ver con las obras de infraestructura, con excepción de algunos pequeños trabajos, como alcantarillado o alguna boca de tormenta.

No es la primera vez que el intendente platense se exhibe alegremente como un gran hacedor en esta materia. El miércoles pasado estuvo en la mesa de Animales Sueltos, el programa que conduce Alejandro Fantino. En la ronda de diálogos, el periodista Fernando Carnota le preguntó: “¿Hoy están preparados para una tormenta como aquella de 2013?".

“Lo primero que sentí es que los platenses me habían dado una misión”, lanzó Garro. Y agregó: “Nos sentamos con la gobernadora, diagramamos y dijimos ‘pongamos el foco en las obras hidráulicas”. Para colmo, entusiasmado con el relato, el intendente de La Plata lamentó que su altruismo de fantasía no se pueda traducir en votos: “Son obras que no se ven”, refunfuñó.

Un detalle: ni el intendente ni la mandataria bonaerense diagramaron nada: llegaron cuando estaba todo en marcha. No tuvieron nada que ver ni con el dinero ni con la planificación, tan sólo dedicaron esfuerzo en recorrer los trabajos para  sacarse fotos con cara de ingeniero hidráulico en plena jornada de trabajo.

Nadie de la mesa de Animales Sueltos preguntó cuánto cuestan las obras y cómo se  financian. Pero como lo que le falta a Garro es gestión para exhibir, este viernes salió con todo a extender la misma mentira en forma de carta amigable y vecinal. Todo como parte de una línea de campaña que tiene a la trágica inundación como instrumento para martillar los peores recuerdos de los platenses.