Martes 12 de noviembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
ECONOMIA | 4.19.2019

Lacunza admitió que las últimas medidas fueron consultadas con el FMI y aseguró que "están todos los dólares para los ahorristas"

El ministro de Hacienda explicó que el Banco Central cuenta con el respaldo para hacer frente al creciente retiro de depósitos en dólares. Explicó que no se evaluará un acuerdo de precios hasta que no se haya estabilizada el dólar y pidió responsabilidad a la oposición.

El ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, aseguró que "están todos los dólares que hacen falta para los ahorristas". En una entrevista que brindó a C5N intentó transmitir tranquilidad sobre la solidez del sistema financiero y la liquidez de los bancos. Sobre el retiro de depósitos en dólares, que creció exponencialmente la semana pasada, dijo que ayer "empezó a desacelerarse" y que "se les dio a los bancos mucho efectivo para que no hubiera riesgos de faltante".

También admitió que las medidas sobre extensión de los plazos de deuda y de restricción a la compra de dólares fueron consultadas con el Fondo Monetario Internacional. "Les parecen medidas necesarias para atender la situación", detalló Lacunza. Sobre el desembolso de 5.400 millones de dólares previsto para septiembre, expresó que "el Fondo tiene sus tiempos" y que, de parte del Gobierno, "las medidas están todas cumplidas".

Tras las restricciones para la compra de dólares y la prohibición a las empresas para adquirir divisas para atesoramiento volvió a aparecer el mercado de cambios paralelo, denominado "dólar blue". Para Lacunza "no deja de ser un tipo de cambio informal, marginal o ilegal".

Además, aclaró que "no creemos que estas medidas puedan ser permanentes en un país normal, pero ante la emergencia era mejor tomar estas medidas para evitar males mayores".

Teniendo en cuenta que la inflación de agosto y septiembre estará por encima de lo previsto, Lacunza fue consultado por un posible acuerdo de precios. "Es algo que no descartamos, pero hasta que no hayamos conseguido 15 días de estabilidad sería un ejercicio inútil", explicó.

Por último, se diferenció del discurso presidencial, que carga culpas por la crisis a la oposición, y dijo que "no es momento de echar culpas y responsabilidades sino de atender la emergencia". "Sí es un rol de todos los dirigentes políticos, tanto del Gobierno como de la oposición transparentar los números y mostrar la solvencia del sistema financiero para no generar daños innecesarios", concluyó.