Martes 17 de septiembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
ECONOMIA | 2.19.2019

Lacunza: “Las medidas no fueron consensuadas con la oposición, no hay un cogobierno”

El ministro de Hacienda explicó la batería de medidas que tomó el Gobierno para contener la fuga de capitales luego de una semana negra. Justificó las restricciones a la compra de divisas “para que no aumente la pobreza”.

“Las medidas no fueron consensuadas con la oposición, pero sí fueron informadas y compartidas. Están a cargo del Gobierno, no hay cogobierno”, afirmó el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, luego de la reunión de Gabinete que encabezó Mauricio Macri esta mañana en Casa Rosada para analizar la batería de medidas anunciadas ayer para contener la crisis.

Horas después de la apertura de los mercados, en la que el dólar abrió con una leve suba y después se ubicó en torno a los $59, Lacunza observó que “vemos muy poco volumen”. “Considero que se va a mantener estable en este rango de precios porque es suficientemente alto y tiene colchón para absorber un shock o cualquier contingencia”.

Según el Ministro que llegó al cargo tras la renuncia de Nicolás Dujovne, las medidas sobre el control de capitales y la intervención estatal para garantizar la liquidez del sistema bancario fueron tomadas “para que no aumento la pobreza”. Es que el Gobierno asumió el 10 de diciembre de 2015 con las críticas a los controles del kirchnerismo, a los cuales prometía no volver y el fracaso del modelo económico las devolvió como un búmeran.

En ese sentido, Lacunza explicó que “Argentina perdió el crédito voluntario después de las elecciones primarias, el riesgo país se duplicó el 12 de agosto y las renovaciones de deuda que hicimos los días posteriores fueron menores en cantidad de renovación, ya que pasaron de 90 cada 100 a menos de diez”.

En ese contexto macroeconómico es que, según Lacunza, “el Presidente me dio la instrucción de cuidar las reservas, lo que significa cuidarlas para el tipo de cambio porque eso se traslada a la inflación y hay más pobreza”. Además, resaltó que la decisión del Gobierno es “preservar los ahorros de los argentinos”, ya que el viernes último se registró un fuerte retiro de dólares de los ahorristas ante rumores de falta de liquidez en el sistema bancario.

De todas formas, aclaró que “no son las medidas que nos hubiera gustado tomar” y que “estamos privilegiando las reservas para asegurar que los depósitos estén respaldados”.

Una de las preocupaciones que se generaron post PASO, que continúan hasta hoy, es acerca del desembolso de 5.400 millones de dólares que el FMI debe efectivizar a mediados de septiembre y que para el Gobierno representan agua en el desierto. Sobre esto, Lacunza dijo que no fue tema de la reunión de Gabinete pero aseguró que “Argentina cumplió con todos los requerimientos y compromisos fiscales y monetarios”.

Por último, pidió que la campaña electoral no sea “una excusa para poner en riesgo la estabilidad y el bienestar de los argentinos”. “Está en juego quién es el capitán del barco a partir del 10 de diciembre, pero el tránsito tiene que ser con normalidad”, concluyó.