Viernes 10 de julio de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 27.19.2019

Frente al campo, Macri expresó que “no podemos seguir diciendo que esto se arregla creciendo”

En una jornada organizada por Coninagro, el Presidente culpó al kirchnerismo por el déficit fiscal y dijo que durante el último gobierno de CFK se produjo “la mayor desindustrialización de la historia”.

Mauricio Macri participó hoy de una jornada organizada por Coninagro. Frente a los dirigentes agropecuarios, el Presidente reiteró su desacuerdo con la implementación de retenciones, culpó al kirchnerismo por el déficit fiscal y la desindustrialización y aseguró que “si nos toca estar en la oposición, vamos a apoyar” las cosas que estén bien.

En su discurso, Macri volvió a insistir con el discurso de la “pesada herencia”. “Ellos tuvieron dos gobiernos de destrucción presupuestaria consecutiva”, disparó, aunque aclaró que le parece correcto que ahora en la oposición “ponen como eje el equilibrio fiscal”.

También criticó que “los años de aislamiento nos hicieron retroceder” y que entre 2011 y 2015 se prudjo “la mayor desindustrialización de la historia”. Un dato polémica en plena crisis por el cotidiano cierre de pequeñas y medianas empresas producto de la recesión económica.

Por otra parte, defendió que su Gobierno ha “hecho bases que hoy nos ponen en una situación mucho mejor”, pero consideró que sus políticas “no han llegado a la casa de muchos argentinos”. “Por eso el enojo, la frustración y la angustia”, dijo, al mismo tiempo que aseguró que “el 27 de octubre vamos a convencer a algunos que están con bronca”.

Sobre las consecuencias financieras que produjo la derrota electoral y el clima de alta volatilidad que atraviesa la economía nacional, Macri dijo que “como Presidente estoy a cargo, me hago responsable y voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para que el proceso electoral no dañe más al ciudadano”.

Consultado sobre las retenciones a las exportaciones al agro, manifestó que “ya hemos dicho que no creemos” en esa medida y consideró que “el impuesto más justo y solidario es el Impuesto a las Ganancias”, para que “cada argentino comparta parte de su trabajo”.

También reconoció que “lo que más sufre el argentino de a pie es la inflación” pero contradijo a la propuesta del Frente De Todos al decir que “no podemos seguir diciendo que esto se arregla creciendo”. Para Macri, el asunto pasa por “reconocer que después de 80 años de errores tenemos que corregir algo que se corrigió en todas partes del mundo”, aunque no aclaró qué es lo que hay que corregir.

“Lo más importante para nosotros es salir adelante, que los argentinos estén mejor, pero también estaría bueno que los otros digan en qué cosas estamos de acuerdo y cómo las vamos a lograr”, concluyó.