Martes 22 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 26.19.2019

El slogan del macrismo sobre la construcción de rutas se derrumba en un distrito de Cambiemos

Guillermo Dietrich inauguró hace más de un año un tramo de la Ruta Provincial 1001, a la altura de San Pedro. La obra nunca se terminó y ya está visiblemente deteriorada. El intendente Cecilio Salazar, de Cambiemos, envió quejas que nunca tuvieron respuestas.

El intendente de San Pedro, Cecilio Salazar, envió días atrás una carta documento al Ministerio de Transporte y a Vialidad Nacional con el objetivo de expresar su malestar debido a la falta de respuestas sobre los reclamos que la Comuna realizó en torno a las fallas que emergieron tras la obra de la Ruta provincial 1001.

Salazar integra la Alianza Cambiemos como parte del Partido Fe, creado por el fallecido dirigente gremialista Gerónimo "Momo" Venegas

La Ruta 1001 fue reparada "a nuevo" - según el lenguaje del Gobierno - a fines de 2017. Sin embargo, durante los meses posteriores a su inauguración el camino ya comenzó a mostrar roturas y, según medios locales, registra "tramos intransitables".

Ya en junio de 2018, los bloques opositores en el Concejo Deliberante de San Pedro impulsaron pedidos de informes por el mal estado del camino. A pesar de estar encabezado por la oposición, el reclamo fue aprobado por unanimidad.

Fue así que en julio del año pasado el intendente Salazar envió sus primeros sus primeras advertencias al Gobierno nacional. En aquella oportunidad, el jefe comunal advirtió sobre "el estado de deterioro vertiginoso de la Ruta Provincial 1001".

La obra fue encarada por la empresa Grupo Farallón Desarrollo Inmobiliarios SA, que a su vez subcontrató a la firma IARSA, ganadora de varias licitaciones en el distrito. 

De la inauguración de la Ruta 1001 participaron el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el por entonces administrador general de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, quien luego estuvo al frente del Ministerio de Energía y fue el impulsor de la política tarifaria del Gobierno. "Las obras que empezamos, las terminamos y son obras que salvan vidas", dijo Dietrich en aquella oportunidad.

Según informó el portal San Pedro Informa, ante la falta de respuestas de Nación, el Municipio debió intervenir en los sectores más deteriorados, pero no alcanzó como para reparar estructuralmente una obra que a las vistas está mal hecha. Como dato final, la empresa IARSA nunca culminó la obra.