Jueves 12 de diciembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 26.19.2019

Kicillof retoma la campaña en la cuarta sección y busca dar el golpe de gracia a intendentes macristas

Visitará cuatro distritos, tres gobernados por Cambiemos, donde la diferencia entre ganadores y perdedores fue mínima. Confían en poder obtener triunfos en medio de la crisis desatada post PASO.

Axel Kicillof retomará esta semana la campaña bonaerense, luego de suspender las recorridas previstas tras el fallecimiento del intendente del Hipólito Yrigoyen, Jorge Cortés. Hará pie en la cuarta sección, donde el peronismo busca arrebatarle ocho intendencias a Cambiemos, la mayoría en manos de jefes comunales radicales.

Entre jueves y viernes, el candidato a gobernador del Frente De Todos visitará las localidades de Rivadavia, Trenque Launque, Chacabuco y Alberti. Los cuatro distritos coinciden en la paridad que hubo con Juntos por el Cambio a nivel local. Están en el grupo de los distritos donde la elección todavía está abierta - según un informe que elaboró el equipo de campaña de Kicillof - y buscan fortalecerlos para asegurar victorias y obtener más intendencias.

Del cuarteto de distritos donde arribará Kicillof, el único que actualmente gobierna el peronismo es Alberti, con el intendente Germán Lago. Éste obtuvo un triunfo en las PASO pero quedó sólo 6 puntos por encima de Juntos por el Cambio, que en un pueblo donde el padrón no supera los 10 mil electores, equivale a una diferencia de 600 votos. Alberti está entre las intendencias que buscará asegurar el ex ministro de Economía.

En cambio, las otras tres son gobernadas actualmente por intendentes macristas, a los que Kicillof y sus candidatos buscarán darles el golpe de gracia en la elección de octubre. En Rivadavia, el intendente Javier Reynoso terminó segundo en las PASO detrás del candidato peronista, Néstor Policano, por una diferencia mínima de dos puntos, equivalente a unos 240 votos.

En Trenque Lauquen, el intendente cambiemita Miguel Fernández fue el candidato más votado de las PASO pero el Frente De Todos, que dirimió su candidatura entre tres aspirantes, quedó apenas mil votos por debajo. El concejal Martín Sotullo se erigió como el candidato opositor y buscará remontar esa diferencia.

Por último, uno de los mayores batacazos que el peronismo metió en la cuarta fue en Chacabuco, donde los candidatos del Frente De Todos superaron por apenas dos puntos al intendente radical, Víctor Aiola. Héctor Ciminelli venció en la interna peronista a Martín Carnaghi y Kicillof lo acompañará esta semana para recuperar el distrito a partir del 10 de diciembre.