Martes 17 de septiembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 16.19.2019

Tras anunciar el cierre de su terminal en Campana, Honda ya dispone el retiro voluntario de más de 400 trabajadores

Luego de anunciar que durante el 2020 dejará de producir autos en Argentina, la empresa ya dispone retiros voluntarios para cerrar su terminal de Campana. Es que la planta cuenta con 1.000 empleados, de los cuales 400 estaban abocados a la fabricación de la SUV que dejará de producirse en el país.

Luego de anunciar que durante el 2020 dejará de producir autos en Argentina, la empresa Honda ya dispone retiros voluntarios para cerrar su terminal de Campana. Es que, según se informó, la planta cuenta con unos 1.000 empleados, de los cuales 400 estaban abocados a la fabricación de la SUV que dejará de producirse en el país. Además, recortarán los puestos de más de 250 administrativos.

Pocos días atrás, la empresa había anunciado que a partir del año que viene se abastecerán de varias plantas a nivel global, por lo que la compañía había iniciado negociaciones con los gremios del sector para establecer una negociación por los trabajadores afectados por el cierre de la planta de autos bonaerense

De este modo, esa determinación impacta directamente en la vida de los 400 trabajadores abocados a la producción de la SUV HRV y una buena parte del plantel administrarivo de la planta de Campana.

Así, la firma japonesa ya explicó que abrirá un plan de retiros voluntarios para toda la compañía y advirtió que no hay posibilidad de reubicar a los trabajadores de la planta de autos a la de motos.

"Abriremos un retiro voluntario para todo el personal de Honda de Argentina, ya sea de planta o administrativo", aclaró Santiago Di Pardo, gerente de Relaciones Institucionales de Honda.

Vale recordar que en 2011, la automotriz japonesa había inaugurado la planta en Campana, después de un período de incertidumbre debido a que no se terminaba de consolidad el proyecto.

En 2006, Honda había inaugurado otra fábrica de motos en Florencio Varela que, unos 10 años después y también bajo la gestión de Mauricio Macri, también decidió cerrar para concentrar toda su actividad en Campana.