Martes 17 de septiembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 16.19.2019

La devaluación motivó reclamos y pedidos de bonos de trabajadores municipales en la provincia

En diferentes distritos bonaerenses ya llegaron reclamos salariales y de bonos adicionales tras la devaluación post electoral.

En medio de la fuerte devaluación que se desató el lunes después de las elecciones primarias, sindicatos municipales de distintos distritos bonaerenses pujan por un bono que compense la pérdida que sufrirán los trabajadores en los próximos meses.

Ante el anuncio de Mauricio Macri que, entre otras cosas, brindará un bono al personal de la administración pública nacional de 5 mil pesos para fines de agosto, los gremios municipales salieron a exigir una medida similar para las administraciones comunales.

En Vicente López, los trabajadores del municipio elevaron un pedido al intendente Jorge Macri con el fin de que se les otorgue un bono de 7 mil pesos para "hacer frente a la particular situación que atraviesa la Nación". Pidieron que el bono sea pagado en dos cuotas, entre agosto y septiembre, de 3.500 pesos cada una.

En Chacabudo, el intendente radical Víctor Aiola recibió ayer una nota en la que los trabajadores municipales le pidieron una reunión con el objetivo de que se convoque a la Comisión de Relaciones Laborales para discutir posibles incrementos salariales.

Los trabajadores municipales de Junín también pidieron una reunión y, según publicó el portal La Verdad Online, ésta se realizará la semana próxima entre funcionarios del intendente Pablo Petrecca y representantes del gremio. Allí la situación es distinta, el sindicato acordó una cláusula gatillo pero reclamarán que alcance a todos los trabajadores municipales y no sólo a quienes están contemplados en la paritaria.

Un intendente que se adelantó es Alberto Conocchiari, de Leandro N. Alem, que el martes posterior a la elección otorgó un bono especial para los trabajadores municipales de 5 mil pesos. En este caso, el beneficio adicional estaba previsto y, según manifestó el jefe comunal, "se liquidó con posterioridad a las PASO para evitar la suspicacia y las críticas".