Domingo 20 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 6.19.2019

Macri cerró la campaña porteña, pidió convencer “a los que están enojados” y llamó a “no tomar atajos ridículos”

Junto a Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y una numerosa cantidad de funcionarios, el Presidente cerró la campaña de la Ciudad de Buenos Aires en el Club Ferro. “Necesito que sepan que a mí me duele cada uno de los que la está pasando mal”, reconoció.

Mauricio Macri cerró la campaña porteña de Juntos por el Cambio en la Capital Federal con un acto en el Club Ferro, donde junto a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal recordaron los comienzos de la alianza gobernante en la Ciudad y compararon la crítica gestión de Cambiemos en la Nación, con los primeros años de Macri en Capital Federal.

“Esta ciudad que hoy todos disfrutamos sabemos que no fue siempre así. Cuando arrancamos la ciudad no era igual, tuvimos que sentar las bases y poner los pilares de un cambio que hoy todos disfrutamos”, expresó Rodríguez Larreta, y agregó que “es el mismo proceso que hoy Mauricio está llevando adelante en toda la Argentina, sentando las bases, construyendo los cimientos para un desarrollo de nuestro país duraderos, sostenido y equitativo”.

A su turno, la Gobernadora felicitó al Jefe de Gobierno Porteño porque “esta es la demostración de lo que somos capaces cuando apostamos por un camino de verdad, consistente, de que sí se puede” y completó que “va a dar orgullo ver la Argentina si seguimos por acá”.

En el acto estuvieron funcionarios nacionales como Marcos Peña, Andrés Ibarra; provinciales como Federico Salvai; y el vicejefe de Gobierno Diego Santilli, además de legisladores nacionales y porteños. También estuvo el precandidato a senador nacional por la Capital Federal, Martín Lousteau, quien antecedió a la plana mayor de Juntos por el Cambio en la palabra.

Mauricio Macri, en su discurso de cierre, aseguró que “a mí me duele cada uno de los que la está pasando mal” pero aclaró que “los cambios de raíz llevan su tiempo”. “Lo que estamos haciendo no es en vano, estamos construyendo esos cimientos en los que nos apoyamos para crecer”, prometió.

Pidió “redoblar la confianza” para “encarar la segunda etapa” y aseguró que “si no tomamos de vuelta cualquier de estos atajos ridículos y seguimos por este camino, surge la Argentina que queremos”.

En ese sentido, expresó que “el domingo 11 de agosto se define si seguimos hacia el futuro o volvemos al pasado” y para eso instó a la militancia a “convencer a los que están enojado” porque “esto es sano, es una Argentina del futuro sana”.

Por último, como lo hace en todas sus últimas apariciones, el Presidente remarcó la importancia de “que cada uno de nosotros vaya a votar”. “Se define si realmente todas estas transformaciones que hemos hecho estos tres años y medio se transforman de verdad en esa Argentina del futuro que todos queremos y eso se define con nuestro voto”, concluyó.