Domingo 20 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 5.19.2019

Siguen los cuestionamientos de la oposición sobre el escrutinio

El apoderado del PJ, Jorge Londau, manifestó que no está garantizada “la transparencia” en los próximos comicios. Desde el peronismo argumentaron que el escrutinio se realizará de forma electrónica y con una nueva empresa, Smartmatic, que cuenta con malos antecedentes en distintas partes del mundo.

Desde la oposición, cuestionaron al poder ejecutivo, porque ven que a una semana de las PASO que  no está garantizada la “la transparencia”. Así lo manifestó, hace algunas horas, el apoderado del PJ nacional Jorge Londau.

Lo que más dudas genera para el principal partido opositor, son los cambios que el gobierno nacional dispuso en estos últimos meses, que ponen en dudas “el sistema democrático de todos los argentinos”, según el histórico apoderado del peronismo, en dialogo con Pagina 12.

El eje de la denuncia está centrado en el cambio de la transmisión de los datos del conteo de votos, que esta vez se realizará de forma electrónica y con la empresa venezolana Smartmatic, que cuenta con malos antecedentes en actos comiciales en distintas partes del mundo.

Otro de los que se explayó sobre el tema fue  el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, quien manifestó  que  “el problema es la manipulación del escrutinio provisorio, que permite instalar un resultado que no es tal. Las fallas con Smartmatic son tremendas”.

En la provincia de Buenos Aires, la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana y el PJ, Teresa García, manifestó en su cuenta de twitter que “Estamos muy preocupados y les advertimos a nuestros fiscales sobre la posibilidad cierta de que el domingo el Gobierno intente manipular el resultado del escrutinio provisorio. El sistema informático es vulnerable, ya lo denunciamos, y estamos en alerta”.

Por parte del gobierno nacional, el encargado de responder sobre las distintas acusaciones fue el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio al decir que  “esta elección va a ser, por supuesto, transparente. No tengo ni que decirlo. La oposición va a tener acceso al control sobre el escrutinio como no tuvo nunca antes en la historia", en declaraciones con varios medios nacionales.

Mientras tanto, desde el Frente de Todos y Consenso Federal  plantean que el nuevo formato tiene dos problemas centrales. Uno de ellos es la falla en la prueba de software que se hizo este mes. La otra, es la imposibilidad de ver el código de fuente del nuevo programa trayendo  dificultades para saber si es vulnerable o no.