Domingo 15 de septiembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 31.19.2019

Los despedidos de FANAZUL cruzaron a Carrió por decir que la fábrica "era el lugar donde La Cámpora se armaba"

Para los doscientos despedidos de la fábrica, Carrió "dice cualquier cosa, sin fundamentos y verdaderamente molestaron muchísimo". Días atrás, el ministro de Trabajo de la Provincia, Marcelo Villegas, dijo que había que evaluar si en FANAZUL "había militancia o no".

La diputada nacional de Cambiemos, Elisa Carrió, manifestó el sábado 27 de julio en Azul, durante la presentación de su libro, que "Frabricaciones Militares era el grupo donde La Cámpora se armaba y se vendían pólvora y armas junto con el Renar". Tras esto, un ex trabajador de FANAZUL dijo aseguró que los doscientos despedidos "repudiamos enérgicamente los dichos de Elisa Carrió".

Cabe recordar que Fanazul cerró definitivamente el 1 de febrero de 2018. El cierre dejó como saldo que 200 vecinos de Azul quedaran sin su fuente de trabajo. En aquel momento, desde la dirección de Fabricaciones Militares sostuvieron que "como resultado de los estudios realizados, informamos que se concluyó que no es posible mantener la continuidad de la planta de Azul, por lo que en consecuencia comunicamos que ha dejado de producir en forma definitiva en todas sus líneas de producción".

El sábado pasado, Carrió llevó su libro "Vida" a Azul y expresó desafortunadas declaraciones que no cayeron bien en los centenares de desocupados que provocó el cierre de la fábrica. "Muchas de esas armar están en Brasil y en la triple frontera, tampoco puede ser que algunos lugares sean los espacios de construcción de alternativas políticas violentas", agregó la diputada nacional.

En ese sentido, un trabajador de FANAZUL declaró ante el portal El Tiempo de Azul que "dice cualquier cosa, falacias totales, sin fundamentos y verdaderamente molestaron muchísimo sus declaraciones y que nadie le haya dicho nada". Además, explicó que "la fábrica no realizaba armas y desde el año 1991 no se hacía más pólvora, es decir que lo que dijo es mentira".

También detalló que los trabajadores pertenecientes a la agrupación kirchnerista dentro de la fábrica "no era un número mayor a diez sobre el total" y aclaró que "pertenecer a un espacio político no tiene nada de malo, y más en democracia". "Este gobierno ha utilizado eso para estigmatizar a todos los fabriqueros y cerrar la planta", disparó Jorge Omar Menchaca, que trabajó treinta años en el lugar.

En la misma línea que Carrió, el Ministro de Trabajo de la Provincia, Marcelo Villegas, dijo días atrás que habrá que "evaluar si la gente que había sido contratada durante los últimos años del gobierno anterior prestaba tareas o no, si había militancia o no".