Domingo 20 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 29.19.2019

Tras el exabrupto de Aníbal, Vidal encabezó un acto con mujeres: “Conozco bien el machismo, pero no voy a bajar los brazos”

Tras la polémica con el ex funcionario kirchnerista, la gobernadora se mostró en San Fernando rodeada de mujeres. “Decimos basta a los machos que nos subestimaron y que no dieron una sola pelea de las que los bonaerenses queríamos”, lanzó. Además, pidió que la acompañen “ahora más que nunca”.

Luego de la polémica que se suscitó tras que el ex jefe de gabinete del kirchnerismo, Aníbal Fernández, asegurara que preferiría dejar sus hijos al cuidado del femicida Ricardo Barreda antes que con María Eugenia Vidal, la gobernadora encabezó un acto en el que, a modo de respuesta simbólica, se mostró rodeada de mujeres. Así, la mandataria aseguró que conoce “el prejuicio y el machismo” pero que no va a “bajar los brazos”.

“Estamos acá porque hace cuatro años le dijimos basta a los machos que nos subestimaron y no dieron ni una sola pelea de las que los boanerenses queríamos. Y además de basta, dijimos ‘sí, se puede’  y sorprendimos a todo el sistema que gobernó la provincia durante 30 años votando a una gobernadora mujer que no era parte de ese sistema””, inició su discurso Vidal, recordando así la elección de 2015 en la que, justamente, se impuso sobre la fórmula que encabezaba el propio Aníbal Fernández.

Al mismo tiempo, se alineó al discurso antikirchnerista de Mauricio Macri y aseguró que, “como dice el presidente, estamos dejando huella en la provincia con políticas concretas, no con relato ni sanata”. En esa línea, prometió que “vamos a seguir fortaleciendo políticas para que no haya Ni Una Menos”.

En ese sentido, se refirió a los comicios que se vienen y aseguró que esta elección “se trata de nuestro futuro y el de nuestros hijos, como también de todos los hijos de la provincia, de los que no parimos pero son nuestros y nos importan igual”. Y resaltó que “las que hacen las denuncias en los barrios más pobres y salen a aplaudir cuando se derrumba un búnker, son mujeres; las que vuelven a estudiar en el primario y el secundario, son mujeres. Las que cuando tienen una época difícil organizan los cartoneros o salen a cocinar lo primero que encuentran, son mujeres”.

“Conocemos el machismo, el prejuicio y la dificultad pero no vamos a bajar los brazos. Si las mujeres que veo todos los días en la provincia, que se levantan temprano, que sonríen en la adversidad, si ellas no bajan los brazos, ¿cómo los voy a bajar yo? ¿cómo los va a bajar Mauricio? Ellas son valientes y de ellas aprendo todos los días, porque ellas avanzan sin pedir permiso”.

Por último, agradeció el apoyo que recibió en estos años de mandato y, ante un panorama electoral que la muestra como virtual perdedora frente a la fórmula que encabeza Axel Kicillof, pidió que la apoyen “más que nunca”. “A esas que me pusieron un rosario en la mano, que me abrazaron estos tres años y medio y me demostraron su valentía, a esas mujeres les digo ahora las necesitamos más que nunca, ahora ese abrazo tiene que ser más fuerte que nunca, el 11 de agosto tenemos que volver a mostrar que somos millones nuestros hijos, millones que no vamos a bajar los brazos, millones diciendo de acá no nos van a sacar”, concluyó.