Lunes 11 de noviembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 22.19.2019

El centro de La Plata, otra vez sitiado por la Policía: 700 efectivos encabezaron un nuevo operativo contra la venta ambulante

Tal como ocurriera semanas atrás, el centro de la capital provincial amaneció vallado por un virulento operativo que busca erradicar a los feriantes de Plaza San Martín y alrededores. “Nos ofrecen un predio afuera del casco donde no vamos a vender nada. Nosotros solo queremos trabajar”, insistieron los ambulantes.

Tal como ocurriera pocas semanas atrás, el centro de la ciudad de La Plata volvió a amanecer vallado por un extenso operativo policial. Así, cerca de 700 efectivos junto con agentes de la Secretaria de Convivencia y Control Ciudadano se desplegaron sobre las calles 7, 8 y 9 en los tramos que van desde 53 hasta 46 en un virulento operativo contra la venta ambulante.

En este contexto, los vecinos que transitaban por las calles del centro a primera hora del lunes se vieron sorprendidos por el gran despliegue de policías armados con escudos y palos que se apostaron sobre las principales arterias de la capital provincial para evitar que los vendedores ambulantes instalen sus mantas en la vía pública y puedan ofrecer sus productos y artesanías.

Vale recordar que la problemática viene desde hace varias semanas, cuando la Municipalidad decidió encarar un primer gran operativo contra los feriantes de Plaza San Martín y, desde entonces, el conflicto no se detuvo. Incluso, pocos días atrás, la comisión de Desarrollo Local, Industria y Producción del Concejo Deliberante debatió este un proyecto de ordenanza que busca proteger a los feriantes y evitar su desalojo.

Según se informó, este lunes por la mañana el operativo estuvo a cargo de la Secretaría de Seguridad local en forma conjunta con la Policía Bonaerense. En esa línea, La Municipalidad insistió en que los vendedores ambulantes deberían mudarse al denominado “predio ferial”, de 80 y 134, que ya fue inaugurado y se encuentra habilitado para que se inscriban en el registro. Así, los feriantes deberían inscribirse en el Registro de Puesteros promovido a través de la Secretaría de Producción de la Comuna.

Sin embargo, en más de una ocasión los manteros advirtieron que, por la lejanía del predio, las ventas en ese lugar serían casi nulas. Incluso, manifestaron que el gasto de dos o más viajes en colectivo para llegar hasta el lugar alejarían a potenciales clientes que, en el centro, están de paso y pueden acceder con más facilidad a las mercancías que los feriantes ofrecen por muy bajo costo.

“Nosotros lo que hacemos es juntar ropa y la vendemos a precios módicos, en una feria americana. Lo que pasa es que para las autoridades esto ‘afea la ciudad’, por eso nos quieren sacar y mandarnos al traste del mundo, en 80 y 134, donde no va a haber público y el transporte es demasiado caro para ir hasta allá para comprarse un pantalón a 40 pesos o una remera a 15 o 20 pesos”, había detallado a este medio Susana, una de las referentes de los vendedores de Plaza San Martín.