Lunes 22 de julio de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 1.19.2019

Por las pésimas condiciones edilicias, los docentes deben suspender las clases en tres escuelas todos los días

Aunque el gobierno habla de inversión, el Bloque Sindical aseguró que 3 establecimientos deben cancelar parcial o totalmente el dictado de clases diariamente ante la falta de las condiciones mínimas para resguardar la salud de alumnos y maestros.

El Bloque Sindical de Educación de La Plata renovó su reclamo ante la severa crisis edilicia que atraviesan las escuelas de toda la Región. Es que, mientras el gobierno de Julio Garro asegura que su gestión invirtió $540 millones para mejorar las condiciones de los establecimientos educativos, los docentes denuncian que la situación es cada vez peor. Incluso, advirtieron que, todos los días, entre 2 y 3 colegios deben suspender sus clases por diferentes problemas estructurales.

En este marco, los gremios ATE, AMET, FEB, SADOP, SOEME, Suteba y Udocba movilizaron a las puertas del Consejo Escolar y denunciaron la falta de calefacción, agua, productos de limpieza y vidrios rotos en distintos establecimientos educativos de la capital provincial.

De esta manera, a tres años y medio del inicio de la gestión Cambiemos, el Bloque Sindical alertó sobre las graves condiciones edilicias que atraviesan las escuelas de La Plata y aseguró que la crisis de desinversión pone en serio riesgo el dictado de clases.

La situación recrudece aún más con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, que se agudizan en el aula ante la falta de gas y calefacción. En este marco, muchos de los salones tienen los vidrios rotos y voladuras de techo, por lo que, en muchos casos, es inevitable la suspensión de clases. En ese sentido, los docentes aseguraron que, entre 2 y 3 escuelas por día, deben suspender parcial o totalmente el dictado de clases ante la ausencia de las condiciones mínimas y necesarias para resguardar la salud y bienestar de alumnos y maestros.

Sin embargo, para el oficialismo la realidad es otra. Según detallaron desde la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense, durante el 2018 y en lo que va del 2019 se invirtieron $540 millones para concretar 380 obras de distinta magnitud en escuelas de toda la Región. E indicaron que, esas tareas de reacondicionamiento, incluyen desde la reparación de vidrios hasta la colocación de techos volados.

No obstante, la realidad en las escuelas parece ser otra: de acuerdo con el gremio, los edificios escolares presentan problemas de peligro de derrumbe de cielorrasos, deterioros de las instalaciones, pérdidas de agua en los baños, desbordes cloacales, filtraciones en las cubiertas, deterioro en las aberturas, que se agravan ante la falta de mantenimiento, reparaciones y realización de obras nuevas.