Lunes 16 de septiembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 1.19.2019

Cerca de Vidal admiten que una derrota en las PASO podría provocar una nueva corrida cambiaria

Hernán Lacunza pronosticó tensiones sobre el dólar si el resultado de la elección de agosto no es favorable al gobierno y señaló que el Banco Central tiene los dólares necesarios como para enfrentar "una demanda cambiaria adicional".

A cuarenta días de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, el oficialismo provincial admite que una eventual derrota el 11 de agosto podría traer aparejada una nueva crisis cambiaria. Así lo deslizo el ministro de Economía de la Provincia, Hernán Lacunza, en una entrevista que brindó ayer al diario Perfil.
"Si la perspectiva fuera de una derrota del oficialismo, seguramente habrá tensión cambiaria", expresó Lacunza, quien en la nota fue indicado como "candidato a ministro de Economía nacional si Macri fuera reelecto".
De todas formas, Lacunza aclaró que esa posible crisis cambiaria sería "no disruptiva", a diferencia de las que el país atraviesa desde abril de 2018. "El Banco Central tiene las municiones conseguidas como para enfrentar una demanda cambiaria adicional, tiene buen nivel de reservas, tiene colchón como para sostener ese par de meses entre agosto y octubre", dijo, en referencia a los miles de millones de dólares con los que el gobierno cuenta por el salvataje del Fondo Monetario Internacional.
En cambio, pronosticó que "una perspectiva de éxito de renovación del gobierno de Mauricio traería mayor estabilidad y descenso de las tasas de interés junto a la estabilidad del tipo de cambio", aunque aclaró que "tampoco es deseable la volatilidad excesiva, ni para arriba ni para abajo".
Por último, el ministro de María Eugenia Vidal adelantó que si Macri fuera reelecto "la Argentina va a crecer el año que viene" pero que "si gana la fórmula de los Fernández se van a enfrentar turbulencias financieras".