Lunes 21 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 27.19.2019

La oposición denunció que Posse aprobó la rendición de cuentas sin debatirla en el Concejo Deliberante

Ayer debía tratarse pero el oficialismo dio por concluido el trámite al informar en reunión de labor parlamentaria que la rendición fue aprobada "de oficio". "Por primera vez en 35 años de democracia los concejales no pudieron debatir en qué se gastó la plata de los vecinos de San Isidro", criticaron.

Distintas fuerzas de la oposición en San Iisidro denunciaron que el gobierno de Gustavo Posse aprobó la rendición de cuentas del 2018 sin debate en el Concejo Deliberante. Tras una prórroga acordada para el tratamiento, el oficialismo la dio por aprobada "de oficio" y generó pases de factura entre opositores.
La rendición de cuentas debía tratarse antes del 31 de mayo y tras la ausencia de iniciativa del oficialismo, la oposición convocó a una sesión extraordinaria para el 27 de mayo pero entre todas las fuerzas acordaron una prórroga para el tratamiento. Ayer debió haberse realizado la discusión pero el possismo informó que había dado por aprobada "de oficio" la rendición de cuentas.
Desde la fuerza vecinalista ConVocación por San Isidro denunciaron que "por primera vez en 35 años de democracia los concejales no pudieron debatir en qué se gastó la plata de los vecinos de San Isidro". El concejal Carlos Castellano disparó que "es una vergüenza" y advirtió que "tenemos objeciones que hacer al excesivo gasto en marketing y publicidad para rédito político que hace el intendente".
Del lado del peronismo, los ediles del Frente Renovador, el PJ y Unidad Ciudadana emitieron un comunicado en el que denunciaron que los concejales que responden a Gustavo Posse "atropellaron la institucionalidad". "El Presidente del Concejo Deliberante, Andrés Rolón, nos comunicó que la rendición de cuentas de la gestió 2018 ya fue aprobada de oficio y de manera automática", explicaron. "Es un atropello a la institucionalidad y a la transparencia", insistieron.
Sin embargo, esto generó pases de factura entre distintos sectores de la oposición. El concejal de ConVocación por San Isidro, Manuel Abella, denunció que "los concejales del peronismo y del oficialismo no se presentaron a exigirle cuentas al Intendente" y que "no debatir cómo se gasta el presupuesto es muy mala señal".
En diálogo con Política&Medios, Abella explicó que ante la negativa del oficialismo para el tratamiento de la rendición, desde su bloque se negaron a aceptar la aprobación "de oficio" y propusieron acordar con la oposición la emisión de una resolución del Concejo Deliberanta contando "qué es lo que pasa" pero que el peronismo "decidió no bajar al recinto". "El peronismo fue cómplice", remató.
Por su parte, desde el peronismo respondieron y sentenciaron que "la disputa electoral del Intendente Posse y del Frente político formado por Carlos Castellano, Ramón Lanús y Hilding Ohlsson, que hoy conforman el espacio de Con Vocación, impidió el ejercicio democrático de este órgano legislativo”.