Miércoles 23 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 27.19.2019

Por la persecución fatal, detuvieron al secretario de Seguridad de San Miguel del Monte

La causa por la masacre que se cobró la vida de cuatro jóvenes sumó la detención de otras cinco personas, cuatro policías y un civil, que se agregan a la lista de los ocho uniformados que habían sido apresados previamente.

La causa por la masacre de San Miguel del Monte sumó en las últimas horas la detención de otras cinco personas, cuatro policías y un civil, que se agregan a la lista de los ocho uniformados que habían sido apresados previamente. Así, la investigación por la trágica muerte de cuatro jóvenes de entre 13 y 22 años continúa dejando en evidencia la responsabilidad estatal y comprometiendo gravemente a funcionarios y policías.

En este contexto, las primeras dos nuevas detenciones fueron las del secretario de Seguridad del municipio local, Claudio Martínez, y la del teniente primero Héctor Enrique Angel, de 51 años, conocido en el pueblo como “El Pipi Angel”, que no es otro que el señalado como “transa y coimero” por los vecinos.

El pedido de detenciones –las otras tres se concretaron horas más tarde– confirmaría la hipótesis que indica que la feroz persecución podría haberse debido a que los cuatro adolescentes y el adulto que iban en el Fiat 147, fueron perseguidos con tanta ferocidad porque habrían sido testigos de una maniobra ilegal de un grupo de policías.

En esta línea, los otros tres detenidos fueron el subcomisario Franco Micucci, la oficial ayudante Nadia Genaro, y el oficial inspector José Manuel Duran.

Vale aclarar que los nuevos implicados ya fueron desafectados por el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires la semana pasada en la lista que dio a conocer el ministro Cristian Ritondo.

Cabe recordar que los hechos por los que están detenidos los efectivos policiales ocurrieron el pasado lunes a la una de la madrugada, cuando cinco jóvenes que viajaban en un Fiat 147 por la Ruta 3, a la altura de San Miguel del Monte, fueron perseguidos por la policía.

En la persecución, y tal como lo comprobaría luego, los agentes dispararon contra el vehículo en el que viajaron los jóvenes, que en la huída terminaron chocando contra un camión estacionado.

A consecuencia del impacto murieron cuatro de los cinco ocupantes del Fiat. Tres adolescentes, dos de ellos de 13 años, uno de 14, y el conductor del vehículo, de 22 años. Además, hay una quinta chica de 13 años que sobrevivió pero continúa internada en grave estado.

Al mismo tiempo, un proyectil hallado en el cuerpo de una de las víctimas y cuatro vainas compatibles con las pistolas 9 milímetros que usa la policía fueron la evidencia en la que se respaldó la justicia para pedir las primeras detenciones, poco tiempo después del hecho, y tras las marchas de los vecinos de Monte que exigían justicia por los jóvenes muertos.