Miércoles 19 de junio de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 27.19.2019

Con discurso “light” y nuevo slogan, Macri, Larreta y Vidal inauguraron el Paseo del Bajo

Los tres máximos referentes de Cambiemos valoraron “el trabajo en equipo”. Los discursos apuntaron a ir por los desilusionados con “el cambio” y, por ahora, con pocas críticas a la oposición.

El presidente Mauricio Macri inauguró hoy la obra del Paseo del Bajo en Capital Federal. Lo hizo junto a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, quienes brindaron discursos suaves y sin ataques directos a la oposición. Incluso Macri se animó a proponer un slogan: “La esperanza le gana a la resignación”.

El Presidente expresó que “esta obra es un ejemplo casi perfecto de lo que pasa en todo el país” y que “esto es cambiar, dejar de darle la espalda a las cosas importantes que nos permiten crecer”.

La única crítica severa al gobierno anterior la hizo el mismo Macri al decir que “decidimos terminar con eso de que los recursos de los argentinos terminen en manos de unos vivo que vuelan con bolsos por el aire”.

Por último, ratificó que “estamos construyendo las bases sobre las que Argentina va a crecer muchísimos años” y alentó a que “sigamos cambiando juntos que sí se puede”.

A su turno, Vidal se refirió a “todos los argentinos que sienten que hicieron un esfuerzo muy grande y que están atravesando dificultades” y les recordó que “vale la pena por esto, que se hizo con honestidad, sin mentiras, sin carteles y sin discurso”.

En tanto que el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, celebró que “esto es trabajo argentino, más de 3.500 trabajadores que muestran que cuando hacemos las cosas bien podemos hacer obras de primer nivel mundial”.

¿Anticipo de lo que será la campaña?

Mauricio Macri reversionó el lema kirchnerista que rezaba que “el amor derrota al odio” y lo transformó en “la esperanza le gana a la resignación”. La crisis económica y financiera que atraviesa el país desde comienzos de 2018 generó desazón en quienes confiaron en el “cambio” que proponía el nuevo gobierno.

La campaña de Cambiemos deberá ir en busca de aquellos desilusionados con cuatro años de contínuos golpes en detrimento de la calidad de vida. Mientras se terminan las encuestas propias con las que definirán su estrategia electoral, el gobierno busca a los desencantados, prometiendo un mejor futuro.