Viernes 23 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 10.19.2019

Arroyo desafía a Vidal al promulgar la emergencia educativa en Mar Del Plata

La iniciativa que había sido impulsada por Unidad Ciudadana y los gremios de la educación despertó la polémica en el municipio. Ya que Los bloques Agrupación Atlántica, Coalición Cívica y Crear habían defendido en el concejo de deliberante la decisión de la provincia respecto al rechazo de esta Ley.

En Mar Del Plata, el intendente Carlos Arroyo desde el inicio de su mandato ha mantenido una relación de amor y odio con el gobierno de María Eugenia Vidal. En esta ocasión despertó la polémica, al promulgar este miércoles la ordenanza Nº 24.065, mediante la que se declara la emergencia en materia de infraestructura y salud escolar en el distrito.

La medida tomada por el jefe comunal, se da luego de que el secretario de educación del municipio haya calificado de oportunista y política está iniciativa propuesta por el bloque opositor de Unidad Ciudadana. Es así, que unas horas más tarde, Luís Distéfano, volvió atrás sobre sus dichos y dijo que con la aplicación de la emergencia educativa se facilitarán cuestiones administrativas.

Esta decisión de Arroyo, generó el repudio de los bloques oficialistas y alineados con el gobierno local y provincial. El bloque que apoya al propio intendente, la Agrupación Atlántica, y los de la Coalición Cívica y Crear defendieron en el concejo de deliberante la decisión de la provincia respecto al rechazo de está Ley.

La emergencia educativa fue aprobada por impulso de Unidad Ciudadana el 27 de marzo, en una sesión en que directores de escuela, concejales, consejeros escolares y dirigentes gremiales describieron inconvenientes de infraestructura en los establecimientos educativos.

La medida permite realizar compras directas para materiales y equipamiento y evitar licitaciones y compulsas de precios. Los distintos gremios de la educación de la ciudad balnearia habían advertido que tomarían represalia judicial si la medida era vetada por el municipio.