Miércoles 23 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 14.19.2019

Ramos Padilla aseguró ante el Congreso que investiga una importante red de espionaje

Ante la atenta mirada de los diputados nacionales en la comisión de libertad de expresión, el magistrado dijo que la causa por presunta extorsión que involucra al fiscal Carlos Stornelli y al falso abogado, Marcelo D'Alessio, es apenas una porción "ínfima" de un cuadro mucho más grande.

El juez Alejo Ramos Padilla se presentó en la Cámara de Diputados de la Nación y aseguró ante la presencia de los legisladores nacionales que la causa por presunta extorsión que involucra al fiscal Carlos Stornelli y al falso abogado, Marcelo D'Alessio, es apenas una porción "ínfima" de un cuadro mucho más grande. Ante la atenta mirada de los diputados afirmó que estamos en presencia de una “red de espionaje político judicial”.

En la comisión de Libertad de Expresión presidida por el Kirchnerista Leopoldo Moreau, el magistrado de dolores brindó información y manifestó que varios políticos serían usuarios de esta organización. Acto seguido mostró un audio enviado por D'Alessio a la diputada de Cambiemos Paula Oliveto luego del primer allanamiento en su casa, donde el falso abogado le explica que se trata de una operación "armada por Angelici".

La metodología era la recopilación de información, la producción de inteligencia y el almacenamiento de datos sensibles de distintas personas de manera paralela a las causas judiciales, para luego llevar a cabo acciones coactivas, intimidatorias y extorsivas, todo ello con la finalidad de influir en causas judiciales", agregó.

Respecto al imputado D'Alessio, al que le secuestraron gran cantidad de archivos de inteligencia, Padilla afirmó que "no es agente ni funcionario público". "Este caso podría perjudicar las relaciones con Estados Unidos, Venezuela, Israel y Uruguay", sentenció.

El interbloque Cambiemos anticipó que no participará de la audiencia por tratarse de "una puesta en escena" impulsada por el kirchnerismo. A través de una carta dijeron que esa reunión tuvo "el dudoso objetivo de informar sobre las distintas actividades de espionaje ilegales que se habrían realizado a varios periodistas, dirigentes políticos y personalidades afectando las garantías y los derechos que hacen a la tarea de prensa".