Domingo 24 de marzo de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 12.19.2019

Niegan versión periodística sobre imputación a Carzoglio y abren investigación por posibles escuchas ilegales

El fiscal Sebastián Scalera, quien tiene a su cargo la investigación contra Pablo Moyano, negó tener elementos para imputar por algún delito al juez apartado. El adelanto lo había difundido el periodista Luis Majul.

El Juzgado Correccional N° 5 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Rubén Oscar Baca, rechazó la existencia de una supuesta investigación sobre el juez apartado Luis Carzoglio luego de que el periodista Luis Majul revelara una supuesta reunión con Pablo Moyano, a partir de intervenciones telefónicas. El juzgado remitió a la fiscalía de turno la investigación por el posible delito de acción pública en la obtención de la información.

El periodista del canal A24 sostuvo que el fiscal Sebastián Scalera habría descubierto que los celulares de Carzoglio y Moyano se encendieron en la misma zona, unos veinte días después del rechazo al pedido de detención del líder camionero. Además, reveló que podrían realizarle una denuncia a Carzoglio por prevaricato ante la justicia federal.
La defensa del juez apartado en el marco del jury que le inició el Procurador bonaerense Julio Conte Grand, presentó un hábeas corpus para que se informe si Carzoglio era sujeto de una investigación judicial que amerite una intervención telefónica o alguna orden restrictiva. La resolución del juzgado, tras la consulta a la Fiscalía General, fue que no existe investigación judicial alguna sobre Carzoglio.
Por esta razón, el juez Baca dio intervención a la Unidad Fiscal de Investigación de turno "ante la posibilidad de la comisión de un delito de acción pública" en el marco de la obtención de la información sobre las antenas de los teléfonos. Fuentes judiciales consultadas indicaron que una posibilidad es la realización de escuchas ilegales.
Por otro lado, en cuanto a la aseveración del periodista sobre una posible imputación por prevaricato, fue el mismo Fiscal General Adjunto Sebastián Scalera quien se lo negó a la defensa de Carzoglio admitiendo la falta de "elementos". "Estoy en condiciones de decir que Luis Majul mintió a su audiencia respecto a dicha imputación y manipuló la información", dijo el abogado defensor, Diego Raidán.