Miércoles 21 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 21.19.2019

Los despedidos de Cofco continúan la pelea por la reincorporación y denuncian una CGT ausente del conflicto

Mientras la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia llega a su fin, los 195 trabajadores despedidos de la fábrica aceitera insisten en que la empresa no atraviesa una crisis que justifique el cierre.

El conflicto por el cierre de la aceitera Cofco y sus 195 despedidos atraviesa horas definitivas. El martes 19 se realizó una audiencia entre trabajadores, empresarios y el Ministerio de Trabajo de la Provincia. Ese día vencía la conciliación obligatoria pero se resolvió extender por cinco días más y el lunes 25 se realizará una nueva audiencia.
Desde la empresa aducen una crisis terminal y se mantienen inflexibles en cuanto a la intención de cerrar definitivamente la planta ubicada en Lanús. Los trabajadores niegan la supuesta crisis de una empresa que "ha facturado más de 34 mil millones de dólares a nivel global", reveló Ezequiel Roldán, del Sindicato de Aceiteros, en diálogo con el canal C5N.

Antes de la última audiencia, en la anterior también se había extendido la conciliación por cinco días más para poder continuar con las negociaciones. Según pudo saber este medio, esta sería la última extensión que están dispuestos a aceptar los trabajadores despedidos. "Les dimos un ultimátum", contó un despedido que participa de las audiencias a Política&Medios.

Por otra parte, Roldán denunció que "hubo una CGT ausente durante el conflicto" y agregó que "estamos pidiendo una renovación de las autoridades, que luchen contra los despidos y la crisis" pero que "de la conducción de la CGT no hemos recibido ninguna noticia positiva".
El lunes 25 se realizará una nueva audiencia entre las partes. Casi con seguridad, los empresarios insistirán con la idea de cerrar definitivamente la planta y el Ministerio de Trabajo se ha mostrado incapaz de presentar una propuesta positiva para los trabajadores, que advirtieron con medidas de fuerza nacionales si el conflicto termina con el cierre de la fábrica.