Jueves 12 de diciembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
EDUCACION | 1.19.2019

Previo a la paritaria del año electoral, Vidal implementa estrategias para enfrentar a los docentes con la sociedad

En un informe al que accedió Política&Medios, el gobierno bonaerense detalla las acciones con las que incentivará el rechazo de la opinión pública a posibles medidas de fuerza de los gremios docentes. Incluye la realización de una marcha, fogoneada por Gobernación.

El gobierno de María Eugenia Vidal tomó nota de sus fracasos durante 2018. Uno de ellos fue la paritaria nunca resuelta con los gremios docentes que hoy reclaman recuperar el poder adquisitivo perdido, que estiman en un 18%. A través de estrategias de acción psicológica planificadas desde el Estado, buscarán enfrentar a los docentes con la sociedad.
El argumento central del gobierno bonaerense se basará en que si no comienzan las clases el 6 de marzo, como está previsto, la culpa será de los gremios. Para ello, diagramarán un esquema de "mesas educativas distritales" que realicen "acciones tendientes a garantizar el inicio" en la fecha prevista, según detalla una circular que la administración de Vidal reparte a los suyos por todos los distritos de la provincia.
Con la premisa de "adelantarnos a las situaciones de conflicto en materia educativa que puedan suceder", el gobierno buscaría, incluso, dar pelea en un terreno que no conoce: la calle. Siempre según el documento al que accedió este portal, el gobierno incentivaría, a través de las mesas distritales, a la realización de movilizaciones callejeras para el 28 de febrero "en defensa del inicio de clases con los máximos referentes distritales".
También prevén llevar adelante jornadas de juntadas de firmas o actividades con radios abiertas para cargar contra los docentes e incluso presentar proyectos de declaración en los Concejos Deliberantes de los diferentes distritos para solicitar el inicio del ciclo lectivo.
Prueba de esto fueron las declaraciones en las que el Director General de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny, expresó que "las clases deben comenzar el 6 de marzo, es necesario que se cumplan los 181 días que marca el calendario escolar 2019". Ese será el eje discursivo del gobierno de Vidal. Lo establece el documento citado.
Previo a los dichos que Sánchez Zinny realizó a la agencia de noticias DIB, los gremios docentes realizaron distintos pedidos al gobierno para que convoquen "urgente" a la paritaria. Tras reclamar frente al Ministerio de Trabajo, Roberto Baradel, líder de Suteba, adelantó que "vamos a pedir el 18% del 2018 que perdimos y la inflación proyectada de este año, mas cláusula gatillo".
Mientras María Eugenia Vidal demora en convocar a negociaciones salariales, pierde el tiempo y destina recursos a la diagramación de estrategias y acciones posibles para dar una pelea contra los trabajadores de la educación bonaerense.