Lunes 21 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 24.19.2019

Tras la fallida audiencia, los aceiteros amenazan con un paro si no son reincorporados los 200 despedidos de Cofco

La empresa se negó a la reapertura y reincoporación de los despedidos durante la audiencia que se realizó ayer en el Ministerio de Trabajo de la Provincia. El 4 de enero fueron despedidos todos los empleados. Sospechan sobre la intención de procesar el cereal en el exterior.

Los empresarios de Cofco se negaron a cumplir las exigencias de los 195 trabajadores despedidos de la aceitera ubicada en Valentín Alsina, Lanús. Rechazaron la reapertura de la planta productora y la reincorporación de los cesanteados el pasado 4 de enero, cuando la fábrica de aceite amaneció sorpresivamente cerrada.
La audiencia de ayer se realizó en el marco de la conciliación obligatoria que el Ministerio de Trabajo de la Provincia dictó el 7 de enero, tres días después de los despidos. De todas formas, los trabajadores consideraron como "curiosa" a esta conciliación ya que esta vez no implicó que el conflicto se retrotraiga y se negocie con los despidos suspendidos. Los trabajadores continúan sin su trabajo y la empresa negando las demandas.
Desde el Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria Aceitera (SOEIA), que ayer movilizó hacia la cartera de Trabajo durante la audiencia, explicaron que ayer no hubo avances en las negociaciones y advirtieron a "la empresa y a los funcionarios que de no alcanzarse una solución en el transcurso de la conciliación obligatoria, se iniciará un plan de lucha que incluirá las medidas que resulten necesarias para la consecución de las justas demandas de los trabajadores en defensa de sus puestos de trabajo".
El 4 de enero, la aceitera Cofco amaneció con las puertas cerradas ante la sorpresa de los 195 trabajadores que no pudieron ingresar a su lugar de trabajo. Desde la empresa adjudican el cierre a la crisis en el sector pero los obreros consideran que "ninguna crisis padece COFCO, una de las multinacionales alimentarias más grandes del mundo, que disputa en nuestro país con Cargill el primer puesto en exportaciones agrícolas".
Es por esto que sospechan que los empresarios tomaron esta decisión porque "su único interés es comprar el cereal sin industrializar para procesarlo en el exterior". La ex Nidera, adquirida en marzo de 2017 por empresarios asiáticos, producía el aceite que comercializaban supermercados como Coto y Carrefour con su propia marca. También elaboraba el aceite Legítimo y Marolio para el mercado interno.