Domingo 26 de mayo de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 4.19.2019

Bahía Blanca: La conciliación obligatoria evita la intervención de la obra social municipal y celebran los trabajadores

El Ministerio de Trabajo volver a la situación previa al conflicto y dejar sin efecto el decreto del intendente Héctor Gay y el paro anunciado por el gremio. Días atrás, Gay nombró por decreto a funcionarios en puestos clave de la obra social.

La delegación de Bahía Blanca del Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en medio del conflicto que el gobierno de Héctor Gay mantiene con el Sindicato de Trabajadores Municipales luego de que estos convoquen a un paro por tiempo indeterminado. La decisión del gremio se tomó ayer producto de la decisión del Intendente de nombrar por decreto a tres personas en puestos clave de la obra social de los municipales (DOSEM).
La conciliación retrotrae "el estado de cosas al existente con anterioridad al conflicto". El gremio conducido por Miguel Agüero llamó a acatar la medida de Trabajo y a reanudar "todas las tareas en todas las áreas del Municipio". Vale recordar que el miércoles 2 de enero el sindicato realizó retención de tareas en casi la totalidad de las áreas de trabajo.
Héctor Gay decretó el viernes 28 de diciembre el nombramiento de tres funcionarios en los puestos de contador, tesorero y jefe de compras sin el visto bueno de la comisión administradora de la obra social. Esto fue tomado por los trabajadores como una "intervención" del Poder Ejecutivo en la obra social municipal. La conciliación obligatoria no sólo deja sin efecto el paro sino también el polémico decreto de Gay que originó el conflicto.
Desde el gobierno bahiense, el Jefe de Gabinete, César Tomassi, fue el encargado de responder a las críticas del gremio luego de la conciliación obligatoria. "Empezamos a pensar que por alguna razón no quieren que haya miradas ajenas ahí adentro", disparó, dejando un manto de sospechas sobre la administración de los recursos de DOSEM por parte del gremio: "¿No será que, justamente, lo que no quieren es que se miren las cuentas?", expresó.
Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales de Bahía Blanca evitaron los cruces públicos con Tomassi pero celebraron el dictado de la conciliación ya que les permitirá iniciar negociaciones para evitar la "intervención" de la obra social y vencer al gobierno en el conflicto que dio comienzo al 2019 en la ciudad del sur bonaerense.