Domingo 19 de mayo de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 11.18.2018

Sin acuerdo salarial con los municipales: peligra la temporada en Mar Del Plata

Los trabajadores municipales realizaron pintadas en varios puntos de la ciudad. Algunas de las frases utilizadas fueron: “Arroyo mentiroso”, y “sin paritarias no hay temporada”.

Los trabajadores municipales de la ciudad de Mar Del Plata, han rechazado la oferta “súper superadora” del intendente Carlos Arroyo, y anunciaron que realizaran una retención de tareas y una movilización encabezada por la Federación de gremios municipales.

La oferta rechazada por el gremio consistía en una suba de haberes del 12% en el mes de diciembre y otorgar otro incremento del 20% en abril y otro del 15% en agosto de 2019 para reabrir la discusión paritaria recién en noviembre del año que viene.

En el inicio de la retención de tareas, los municipales hicieron saber su enojo con el intendente Carlos Arroyo a través de pintadas. “Sin paritarias no hay temporada”, o incluso se pudieron ver algunas paredes con la cara del jefe comunal acompañado de la palabra mentiroso

“Estaremos los trabajadores de Mar del Plata y los representantes de más de 100 sindicatos de toda la Provincia que vendrán a la ciudad para apoyar nuestro plan de lucha”, aseguró Muñoz y agregó que la propuesta del jefe comunal tuvo un rechazo unánime para adentro del gremio porque “todos entendieron que esta propuesta era mucho peor que las anteriores”.

La medida de fuerza fue anunciada hoy por la mañana y será de forma indeterminada, pero el gremio anuncio que garantizarán las guardias mínimas. El sindicato reclama un aumento de 12% retroactivo a octubre, un 7% en noviembre y la reapertura paritaria en diciembre.

El poder ejecutivo había hecho hace unos meses, una promesa tentadora y complicada a los trabajadores del municipio marplatense. El jefe comunal y el poder ejecutivo habían prometido un aumento del 60% para sus empleados. Esta propuesta quedó muy lejos de lo ofrecido en esta última negociación que no pudo tener un final feliz para los trabajadores.