Miércoles 23 de enero de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
EDUCACION | 10.18.2018

Preocupación por la deserción escolar en colegios privados: la Defensoría pide garantizar la continuidad de quienes deban cuotas

Según el organismo conducido por Guido Lorenzino, hay una mayor tasa de abandono en el ámbito privado que en el estatal en el nivel primario. El Defensor Adjunto, Walter Martello, pidió que se cumpla la Ley N° 15.061.

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires manifestó su preocupación por la la tasa de abandono en el nivel primario en colegios privados, como consecuencia de las "dificultades de las familias para poder afrontar el pago de cuotas". Según un relevamiento de Provincia, en 2017 la tasa de abanbono interanual en el nivel primario en escuelas estatales fue de 0,0, mientras que en el ámbito privado fue de 1,5.
De los seis años que componen el nivel primario, en el que mayor tasa de abandono se registró en el sector privado fue en el segundo año (2,44%). En el plano estatal, la tasa de abandono llega a su pico en el quinto año. El Defensor Adjunto, Walter Martello, solicitó que se cumpla la Ley N° 15.601 que prohíbe la retención de boletines y pases de alumnos cuyas familias deban cuotas al establecimiento. También impide hace públicas esas deudas como forma de extorsión para la cancelación de dichas deudas.
"Los colegios privados, para cobrar deudas, sólo pueden utilizar las acciones correspondientes del Derecho Civil", remarcó Martello. Al mismo tiempo criticó la insuficiencia de dicha normativa, aprobada en noviembre, existe un bache entre lo expresado en la fundamentación y lo establecido en el articulado sobre un tema muy importante que es establecer cómo se resuelve el problema desde la perspectiva de la continuidad educativa”.
Por último, alertó sobre el cierre de establecimientos privados producto de la crisis económica que atraviesa el país. "Nos estamos encontrando con colegios privados, como ocurrió recientemente con el jardín Pasito a Paso y la Escuela Primaria Paso del Libertador de La Plata, cuyos dueños decidieron cerrar sus puertas por la crisis, generando una enorme incertidumbre a cientos de familias que no saben cómo hacer para que sus hijos consigan una vacante para el año que viene", concluyó.