Martes 13 de noviembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 1.18.2018

Los trabajadores judiciales se oponen a la reforma del fuero laboral que impulsó Vidal

Desde la AJB emitieron un comunicado en el que advirtieron que la reforma "no resolverá los problemas que actualmente presenta el fuero del trabajo" y que extenderá los litigios. El gremio criticó que "será cada vez más difícil" reclamar las violaciones a los derechos laborales. La Corte también se había expresado en contra.

La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) rechazó la reforma del procedimiento laboral que aprobó la Cámara de Diputados de la Provincia, impulsada por el gobierno de María Eugenia Vidal. En un comunicado, admitieron que "el fuero laboral presenta serios problemas" pero que "la reforma aprobada por la Legislatura estará lejos de resolver estas cuestiones".
El proyecto aprobado establece la transformación de los tribunales, formados por tres jueces, a juzgados unipersonales y la creación de una Cámara de Apelaciones propia del fuero. Para el gremio, la creación de un sistema de doble instancia extenderá "el plazo de resolución de los litigios", uno de los principales problemas que tiene hoy la justicia laboral bonaerense.
A este se le suman la "demora en la designación de jueces y una infraestructura obsoleta y deficiente". Además, señalaron desde el gremio liderado por Pablo Abramovich que "deben sumarse los serios inconvenientes que trajo una digitalización mal planificada y pero ejecutada".
También relevaron que los problemas se agravan por la falta de asignación de recursos por parte del Poder Ejecutivo y de la Corte provincial a pesar del creciente ingreso de demandas en el fuero laboral. "Frente a un incremento del 97% en el ingreso de causas, el aumento de personal en el fuero sólo alcanzó el 24%" en el periodo 2007-2017, detallaron desde el sindicato.
Para la AJB, las fallas del proyecto nacen de un mal diagnóstico de parte del gobierno bonaerense. "Su tratamiento no fue precedido de un diagnóstico acerca de las causas de los problemas que actualmente enfrenta el fuero laboral, cuya resolución está más vinculada a decisiones del Poder Ejecutivo y de la Suprema Corte de Justicia que a obstáculos derivados del procedimiento laboral", criticaron.
También consideraron que la creación de una Cámara de Apelaciones en el fuero tiene que estar acompañada por un incremento "sustancial del presupuesto". Esto mismo criticó la Corte Suprema de la Provincia pero por la inviabilidad del proyecto, producto de la cuantiosa cantidad de recursos que debe volcar el Estado.
Para los supremos bonaerenses “no están evaluados ni contemplados los costos que la reforma implicaría”. Detallaron que “será necesario solicitar entre 850 y 1.000 cargos adicionales” y estimaron que requerirá “la construcción o locación de alrededor de 29.000 metros cuadrados de espacio”.
Por último, la AJB aseveró que la reforma "impactará negativamente sobre la situación y derechos de los trabajadores y las trabajadoras judiciales que prestan tareas en el fuero laboral, que enfrentarán una sobrecarga de trabajo con recursos manifiestamente insuficientes".