Martes 11 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
SINDICALES | 1.18.2018

Los médicos bonaerenses convocan a una Marcha Federal en defensa de la salud pública

La CICOP confirmó un paro de actividades de 48 horas para el miércoles y jueves próximo. "En materia sanitaria, el ajuste se expresa en baja de presupuestos, despidos, disminución en los servicios y afectación concreta en la capacidad de brindar adecuado cuidado en la salud de la población" expresaron.

Ante la total falta de respuesta del gobierno de María Eugenia Vidal, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP) decidió en asamblea, continuar con las medidas de fuerza que vienen promoviendo desde hace meses. De este modo, en el marco de una marcha federal de salud, el gremio de medicos de la provincia de Buenos Aires realizará un paro de 48 horas desde este miercoles hasta el jueves con movilización desde 9 de julio y Moreno a partir del mediodía.

"En el caso de lxs profesionales de la Salud, el incremento de nuestros ingresos no alcanza ni al 10 por ciento, unos quince puntos por debajo del índice publicado por el INDEC hasta el mes de agosto. La no convocatoria implica someter a trabajadorxs y población a una grave afectación de derechos, lo que se manifiesta en las muy malas condiciones en que se atiende la salud en la provincia", denunciaron a través de una circular del gremio.

En este sentido, CICOP, que esta próximo a cumplir 30 años como gremio de la salud pública, espera que el espacio multisectorial demuestre la unidad en defensa de sus derechos y destaca que "la Marcha Federal adquiere características inéditas y será importante de cara al futuro".

Sobre esto, Fernando Corsiglia, titular del gremio, en comunicación con Politica&Medios, describió que "la idea es llevar adelante una marcha federal de salud con las características similares a las que se ha hecho en educación. Los convocantes son innumerables, cientos", aseguró.

Por último, en un comunicado de convocatoria, expresaron varios de los reclamos que sostienen desde la salud pública, como la eliminación del Ministerio de Salud de la Nación, los despidos en Hospital Posadas, la reducción y subejecución del prespuesto por parte del gobierno y demás "desmantelamientos" de políticas públicas. "Este retroceso histórico, implica la pérdida del poder de rectoría y de conducción estratégica de la política sanitaria nacional", consideraron.