Jueves 18 de octubre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
SINDICALES | 24.18.2018

La CTA y Moyano abren la medida de fuerza contra el ajuste del gobierno nacional

Antes del paro general de la CGT, los gremios combativos paran desde el mediodía del lunes 24. Actos en Puente Pueyrredón y Plaza de Mayo. Acompañamiento de las organizaciones sociales.

El gremialismo combativo dará hoy comienzo a la jornada de 36 horas de paro, antes de la medida de fuerza de 24 horas convocada por la CGT dialoguista. Las CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli, con Camioneros y otros gremios de la CGT, no funcionales a la conducción actual, y un conjunto de organizaciones sociales protestarán en la calle contra el ajuste y el nuevo acuerdo con el FMI.

El puntapié inicial estará a cargo de las organizaciones sociales que realizarán un acto a las 12 en el Puente Pueyrredón. La Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), tras el acto, se sumarán a la movilización que culminará a las 16 con un acto de los gremios en Plaza de Mayo.

El 30 de agosto se anunció el paro de 36 horas con movilización tras la convocatoria de la CGT a una medida de fuerza de 24 horas sin manifestaciones callejeras. En aquel entonces todavía no se conocía el proyecto de presupuesto para el 2019, con fuertes ajustes para alcanzar lo que el gobierno denomina el "déficit cero". Para Yasky, el "presupuesto que el gobierno quiere hacer aprobar" implica "profundizar los males que hoy tenemos en la Argentina", sostuvo días atrás.

Mientras se realicen las medidas de fuerza el presidente Mauricio Macri estará en Estados Unidos en el marco de una gira cuyo objetivo es recomponer la confianza del país de cara a los mercados financieros para poder estabilizar la economía luego de largos meses de crisis. Para el secretario general de la CTA, de la crisis "no se sale nunca con la timba financiera" y pidió aplicar políticas para la "generación de empleo".

Así, los puntos principales de la jornada de protesta serán el rechazo al nuevo acuerdo con el FMI, contra el ajuste y por un cambio de rumbo económico.