Viernes 14 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
DD.HH. | 7.18.2018

Por despidos, podría desaparecer la línea que atiende víctimas de violencia de género

Trabajadoras estatales realizaron asambleas y movilizaciones al ministerio de Justicia en reclamo por la posibilidad de masivos despidos en el sector. En este sentido, todo el personal que atiende la línea 137 podría perder su trabajo.

Bajo el mensaje de "Sin 137 NO hay #NiUnaMenos", trabajadoras pertenecientes al programa "Las Víctimas contra Las Violencias", del que depende la Línea 137 que atiende a víctimas de violencia familiar y sexual, se movilizaron a comienzo de la semana por la continuidad del programa y los puestos de trabajo. Además, se mantienen en estado de alerta con asambleas y hasta decidieron por primera vez, en doce años, un cese de actividades.

En este sentido, el conflicto se desata tras la desaparición de los entes coopereradores que afectaría al sector y a aquellos trabajadores encargados de atender la línea 137, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Los entes cooperadores son el medio por el cual casi todo el personal de empleados del ministerio cobra y con su desaparición peligran en total unos 10 mil puestos de trabajo.

"Desde 2006 atendimos más de 200 mil víctimas ¿Quién va a acompañarlas?" expresaron en un comunicado y agregaron "nos vemos obligados a tomar estas medidas en defensa de nuestros puestos de trabajo y de las políticas públicas que garantizan los derechos de las víctimas".

Por último, meses atrás, una situación de despidos también afectó a la línea 144 para mujeres en situación de violencia. En ese entonces, las trabajadoras denunciaron un vaciamiento de la política púlbica en defensa de las mujeres por parte del gobierno de María Eugenia Vidal.