Jueves 18 de octubre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
SINDICALES | 23.18.2018

La Corriente Federal se despega del triunvirato tras la reunión con el FMI y exige al gobierno un cambio de la política económica

Moyano y Palazzo se plantaron frente al triunvirato cegetista y exigieron una urgente convocatoria a elecciones. Criticaron la política del gobierno nacional y pidieron por un "plan de lucha".

La Corriente Federal de la CGT, compuesta por gremios no alineados a la conducción del triunvirato, se reunió en la Asociación de Pilotos de Línea Aérea (APLA) y emitieron un documento en el que reclaman cambios a la conducción de la central obrera y exigen cambios en la política económica del gobierno.

Con Pablo Moyano y el bancario Sergio Palazzo a la cabeza, estos sindicatos se pronunciaron por un cambio de la política económica, rechazo a la reforma laboral, derogación de la reforma previsional, retrotraer las tarifas a diciembre de 2017 y la suspensión de la reforma tributaria.

Estas exigencias al gobierno nacional se basan en "la defensa de la industria y las pymes" y en el "total repudio al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional". En este aspecto se despegaron de la reunión que mantuvieron el martes los miembros del triunvirato de la CGT con enviados del FMI en la sede de la UOCRA.

En el encuentro, los agentes del Fondo le explicaron a la CGT los detalles del acuerdo Stand By que firmaron con el gobierno de Mauricio Macri. Al salir de la reunión, Juan Carlos Schmid manifestó su preocupación por el préstamo del organismo de crédito y dijo que "si el ajuste se extiende, hay posibilidades de conflicto muy grave en la Argentina". Sin embargo, desde los gremios no alineados criticaron la reunión de la conducción cegetista con el FMI.

En este sentido, la Corriente Federal le planteó a la central obrera que convoque a elecciones internas, la elaboración de un plan de lucha "en defensa de los intereses de los trabajadores", expresaron su "solidaridad y apoyo concreto a todos los trabajadores en lucha y repudiaron la represión a los trabajadores del Astillero Río Santiago.