Martes 16 de octubre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 8.18.2018

La concejal Florencia Rollié denunció a funcionarios por irregularidades en el control de la noche platense

Apuntó contra los funcionarios Roberto Di Grazia y Horacio Prada por incumplimiento de deberes de funcionario público. Según la edil radical, las anomalías se presentan en al menos cinco boliches de la ciudad.

La concejal platense de Cambiemos, Florencia Rollié, denunció al Secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Roberto Di Grazia, y al titular de la Agencia Platense de Recaudación, Horacio Prada, por la posible comisión de delitos de acción pública por "conceder habilitaciones" a locales nocturnos que "no tenían los requisitos para acceder a dicho permiso como omitiendo el control de las actividades ilegales e irregulares que se desarrollan en la noche platense".

Según la denuncia de la edil, los funcionarios del municipio conducido por Julio Garro "han incumplido de manera sistemática ordenanzas y leyes provinciales", al menos en cinco locales nocturnos: Rincón de los Amigos, Santana, Praga, Ciudad de Gatos y Praga. Para Rollié "esto es sólo una muestra de lo que ocurre en la vida nocturna de toda la ciudad donde el común denominador es la impunidad".

La denuncia es sobre los funcionarios nombrado y no recae en quienes explotan los locales nocturnos. "La justicia penal debe determinar la responsabilidad de los funcionarios municipales sobre la existencia de impunidad en la noche platense", aclaró Rollié.

"Esta denuncia trata de dilucidar las causas y las responsabilidades de los funcionarios que deberían cumplir con su rol de custodio y garante del interés colectivo y que vaya a saber por qué causa, no cumplen con sus obligaciones y además toman decisiones a favor de los locales comerciales y en contra de los vecinos afectados por ellos”, disparó la concejal.

La edil radical exige que se investigue a los funcionarios por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. El artículo 248 del Código Penal que establece que será "reprimido con prisión de un mes a dos años e inhabilitación especial por doble tiempo, el funcionario público que dictare resoluciones u órdenes contrarias a las Constituciones o leyes nacionales o provinciales o ejecutare las ordenes o resoluciones de esta clase existentes o no ejecutaren las leyes cuyo cumplimiento le incumbiere”.

Además, alertó sobre el nuevo Código de Convivencia que prepara el Ejecutivo municipal que, según la información que ha dejado trascender el gobierno de Garro, "no hay una sola referencia a este grave problema que padecen los vecinos y que se encuentra al tope de las quejas que los mismos formulan en todos los ámbitos de la Municipalidad".