Domingo 25 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 18.18.2018

Acampe de cooperativistas frente al municipio para que Garro entienda que "con 5 mil pesos no se puede vivir"

Organizaciones sociales que nuclean a cooperativistas municipales de La Plata iniciaron un acampe ayer en Plaza Moreno, frente a la Municipalidad, para exigir un aumento de los salarios, en el marco de la renovación de los contratos. En una reunión realizada ayer, el gobierno comandado por Julio Garro ofreció renovar todos los cupos pero sin aumento.

El vocero oficial en estas negociaciones es Oscar Negrelli, Secretario Coordinador del municipio, quien ayer a última hora de la noche ofreció un 5% de aumento, lo que para los cooperativistas implica una mejora de doscientos pesos. Contra esto, los referentes de las organizaciones y la cooperativas exigen un incremento salarial que permita percibir al menos seis mil pesos.

"Estamos hablando de ingresos que van desde los 4500, 4800 hasta 5 mil pesos. Con 5 mil pesos no se puede vivir. La hora de un trabajador de cooperativa es menos de 40 pesos" explicó a Política&Medios el miembro de la CTEP, Cristóbal Marcioni. "Nadie puede cobrar menos de 6 mil pesos. Pedimos un 20% de aumento pero no queremos hablar en porcentajes porque estamos hablando de que con este dinero no se puede vivir. Hay muchas personas que trabajan en las cooperativas que son sostenes de familia", agregó.

"La propuesta fue rotundamente rechazada y por eso sigue el acampe y va a seguir en la medida de que el municipio no se proponga mejorar el estado de precariedad en las que tiene a todas las cooperativas", continuó.

Ayer, durante las negociaciones, Negrelli intentó extorsionar a los cooperativistas al plantear que "si quieren aumento les vamos a sacar las obras de las escuelas". Es que el municipio acudió a las cooperativas para realizar obras de reparación y mantenimiento en escuelas de la ciudad porque, al presentar las licitaciones, a ninguna empresa le interesan ese tipo de "obras menores".

Sobre esto, Marcioni dijo que "acá lo que se necesita es aumento. Si vos consideras que las escuelas se tienen que caer a pedazos porque las licitaciones a ninguna empresa le interesa, es una falta de respeto. No podes negociar cuestiones municipales con fondos de Provincia".

En el conflicto están involucrados entre 850 y mil cooperativistas, que ayer plantaron un acampe frente a la sede del gobierno local. "El acampe va a continuar mientras no haya respuestas a los reclamos", adelantaron.

Por último, Marcioni confirmó que "antes de que empiece el acampe ya habían presentado una denuncia por si había un acampe. En cada charla que hubo nos amenazaron con que si rechazábamos el no aumento, la fiscal ya tenía una orden de desalojo. Si se les ocurre desalojar no se soluciona el problema, se acrecienta".