Lunes 17 de diciembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 16.18.2018

Industriales y sindicatos textiles advirtieron al gobierno sobre la crisis que atraviesa el sector

La baja del consumo por la pérdida de poder adquisitivo, la apertura de importaciones y la fuga de consumidores hacia mercados externos fueron los principales problemas mencionados por empresarios y sindicatos del sector. La industria textil y del calzado emplea más de medio millón de personas.

Cámaras empresarias y gremios del sector textil expresaron mediante un comunicado "la crítica situación de la industria del calzado textil e indumentaria" en la República Argentina.

Esta "prolongada crisis", como la denominaron, tiene tres factores fundamentales. En primer lugar, "la retracción de la demanda, como resultado del deterioro del poder adquisitivo de la población". Por otra parte, la apertura de las importaciones que "provoca una sensible pérdida de participación sobre el reducido mercado local". Y, por último, señalaron "la incidencia de la fuga de consumidores hacia mercados externos en un proceso permanente de turismo de residentes".

Además, alertaron sobre las consecuencias del mercado laboral que producen estas políticas que desfavorecen la productividad del sector textil. "La disminución del nivel de actividad ha provocado recortes en las horas trabajadas, suspensiones y despidos de puestos de trabajo hasta el cierre de línea de producción". Vale recordar el caso de Paquetá, en Chivilcoy, que cerró cuatro líneas de producción, con la consecuente ola de despidos. El sector textil, según los empresarios y sindicalistas, emplea más de 500 mil trabajadores.

Por último, señalaron que es una falacia que los acusen "de no ser competitivos" y agregaron que "nuestras plantas industriales tienen niveles de eficiencia y productividad de clase mundial". Señalaron , también, que la eficiencia en la producción debe enfrentar factores como "la fuerte presión tributaria, altas tasas de interés y costos de energía por encima de los de la región".

Reclamaron la necesidad de un diálogo con el gobierno. "Solicitamos una inmediata convocatoria de las mesas sectoriales que funcionan en el ámbito del ministerio de Producción de la Nación" apuntaron.

Quienes firmaron la declaración contra las políticas del gobierno fueron la Asociación de Curtidores de la Provincia de Buenos Aires, SECEIC y SOCRA –sindicatos de obreros del cuero- CAIPIC –Cámara de Proveedores-, CIMA –Cámara de las Manufacturas-, SAMC –Sindicato de obreros de las manufacturas-, FAICA –Federación Argentina del Calzado- y UTICRA –Trabajadores de la Industria del Calzado.