Lunes 20 de agosto de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 14.18.2018

Elisa Carrió, ausente en casi todo el debate, votó en contra y se enojó con sus compañeros de bloque

Tras la aprobación en el Congreso de la histórica ley que despenaliza el aborto, la líder de la Coalición Cívica se retiró del recinto con bronca. "Que les quede claro, la próxima rompó" adivirtió la diputada.

La diputada nacional, Elisa Carrió, se presentó sobre el final del debate por la aprobación de media sanción de la ley que legaliza el aborto y enojada con la derrota, apuntó contra sus compañeros de Cambiemos, “no hablé acá para preservar la unidad de Cambiemos”, admitió.

En este sentido, la líder de la Coalición Cívica, intentó minimizar el debate por el proyecto de ley aprobado y manifestó que "no es un debate histórico, es trivial". Además, consideró a las miles de mujeres que se acercaron a apoyar la despenalización como "indigenismo urbanista".

Durante la maratónica sesión que ya superó las 24 horas -se sigue discutiendo de manera particular la ley- Carrió prefirió mantenerse al margen del debate y hasta el final, cuando los diputados votaron, no había aparecido en el recinto. Su participación fue, una vez más, a través de las redes sociales en donde posteó una imagen del interior de una iglesia acompañada de la frase: "No es necesario hablar, solo la oración que es la debilidad de Dios y el poder de los hombres".

La reconocida católica fue consultada por el aborto y admitió que es "un dilema personal que no pude resolver ni antes ni ahora". Además, vaticinó lo que podría llegar a suceder con la despenalización del aborto y explicó que "dicen que las mujeres son sueñas de su cuerpo. Entonces los hombres también. Entonces aparece la venta de órganos, si soy dueño de mi cuerpo puedo vender parte de él”.

Sin embargo, pese a reconocer que las mujeres mueren en abortos clandestinos, igual mantuvo su decisión. Y consideró que "cuando se vote el código penal lo vamos a resolver".

En su breve y escandaloso paso por el recinto, luego de la aprobación pidió la palabra a Monzó y explicó que su voto en contra representa "a una parte de la sociedad que ni me ha votado”. Por último, se levantó y les aseguró a sus colegas de Cambiemos que "la próxima rompó".