Lunes 25 de junio de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 11.18.2018

Para el Grupo Callao, el acuerdo con el FMI es "un enorme condicionamiento para el futuro"

En una reunión del nuevo armado político de Alberto Fernández, dirigentes peronistas que integran el Grupo Callao criticaron las políticas económicas del gobierno y la vuelta al Fondo Monetario Internacional. "Macri no paga nada del crédito, lo empieza a pagar el gobierno que viene", sostuvo el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner.

"El acuerdo con el FMI no va a generar empleo ni crecimiento de la industria, todo lo contrario, sólo profundiza la brecha y si esto sigue así desaparece la clase media argentina" señalaron desde el Grupo Callao, que se reunió el sábado en San Isidro para debatir el acuerdo del gobierno con el Fondo y su impacto en la economía nacional.
Además del ex jefe de Gabinete Alberto Fernández y Santiago Cafiero, estuvieron presentes los economistas Cecilia Todesca Bocco, Matias Kulfas y Ariel Schale. Fernández, referente del Grupo Callao, alertó sobre el "enorme condicionamiento" que el acuerdo representa de cara al futuro, ya que "Macri no paga nada del crédito, lo empieza a pagar el gobierno que viene", en referencia a que el préstamo Stand By que solicitó Macri se empezará a abonar en tres años.
Para los economistas del Grupo Callao, el acuerdo con el FMI "es el corolario de una serie de desaciertos y graves errores de política macroeconómica", sumado a la "carencia de sentido estratégico para el desarrollo económico y social de nuestra Nación".
La principal condicionalidad que pedirá el Fondo al país es el ajuste de la inversión social. Mauricio Macri repitió en diferentes ocasiones, al explicar el retorno al FMI, que "el mundo nos pide que aceleremos la reducción del déficit fiscal".
Sobre esto, desde el Grupo Callao alertaron que "traerá consigo una caída del PIB, del empleo y del salario real". "Al gobierno le faltan dólares y no hace ningún esfuerzo por procurárselos de manera genuina", señalaron y agregaron que "lejos de ello, se comporta como un observadore ajeno ante un sector manufacturero que se achica cotidianamente, destruyendo capacidad productiva, empleos y oficios".
La receta fiscalista del gobierno, para el Grupo Callao, significará "más financiamiento para persistir en un rumbo equivocado para el desarrollo del país" y para "todos aquellos que viven de producir y trabajar en nuestro país", concluyeron.