Domingo 24 de junio de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 31.18.2018

San Isidro: La oposición denunció que Posse intervino el Concejo Deliberante

El bloque de concejales de Cambiemos removió a las autoridades del cuerpo legislativo y la oposición salió al cruce. Calificó a la maniobra como una "invervención" del intendente para tener representantes "fieles e incondicionales". Escribieron una carta pública los bloques ConVocación por San Isidro, la Unión Cívica Radical (UCR) y Unidad Ciudadana (UC).

En la sesión de ayer del Concejo Deliberante de San Isidro, el bloque oficialista de Cambiemos, el PJ y el Frente Renovador removieron a las autoridades del Cuerpo. Se desplazó al presidente Carlos Castellano por "autoridades fieles e incondicionales a Posse", señalaron las distintas fuerzas opositoras en una carta pública.

En la carta, señalaron como culpables de la maniobra a "María Eugenia Vidal, Sergio Massa y Gustavo Menéndez" por un acuerdo para "coptar y disciplinar las instituciones republicanas de San Isidro a través de prebendas y acuerdos a espaldas de la gente y los vecinos".

También denunciaron que el avance sobre las autoridades legislativas fue "de forma abrupta y sin el conocimiento de la totalidad del Cuerpo". "Un grupo de concejales impuso una votación imprevista con el fin de remover las autoridades del Concejo y reemplazarlas por concejales incondicionales al intendente", sostuvieron.

En este sentido, el concejal de ConVocación por San Isidro, Martín Lutufyan, apuntó que "el control de los vecinos y de un Concejo Deliberante independiente del ejecutivo pone muy incómodo al Intendente. Claramente está dispuesto a hacer lo que sea para atornillarse en el poder y seguir gobernando sin que nadie lo audite", y agregó que "los métodos son cada vez más extremos".

Siempre según la carta firmada por tres fuerzas opositoras, "San Isidro vive hoy una intervención política de hecho". Sobre esto, la Concejal Catalina Riganti, también de Convocación por San Isidro, coincidió en que “lo que vimos hoy en el Concejo Deliebrante de San Isidro es un golpe institucional sin precedentes".

Por último, la oposición concluyó que "más que nunca estaremos atentos a que los problemas de los vecinos sean visibilizados. Seguiremos trabajando por San Isidro, la democracia y el control republicano del gobierno".