Domingo 15 de septiembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 26.18.2018

San Isidro: La oposición le reclama a Posse que elimine las contribuciones municipales en las facturas de luz

ConVocación por San Isidro presentó un proyecto para eliminar el 6,42% de contribución municipal en las facturas de Edenor. Exigen que el intendente cumpla con lo dispuesto por la Provincia. Para el referente del bloque opositor, Manuel Abella, "el contepto de contribución municipal no es servicio de luz".

El bloque de concejales opositor, ConVocación por San Isidro, denunció que el gobierno municipal de Gustavo Posse no cumple con lo dispuesto por la Provincia, de eliminar los impuestos municipales en las tarifas de servicios públicos.

En ese sentido, el bloque de concejales presentó a principios de mayo un proyecto en el Concejo Deliberante un proyecto para eliminar el 6,42% de contribución municipal que cobra el municipio en las facturas de la empresa Edenor.

“Los vecinos de San Isidro a veces no identifican la letra chica en las facturas de luz. Todos los meses les cobran un 6,42% extra de ‘contribución municipal’ que no corresponde al servicio de energía eléctrica. El Municipio no debería cobrarla" sostuvo el presidente del bloque ConVocación por San Isidro, Manuel Abella.

Además, apuntó contra el intendente local: "Es posible aliviar la carga de la suba de tarifas a los vecinos ahora mismo, pero esa no parece ser la intención del Intendente Posse. El 2 de mayo le ofrecimos una herramienta para tomar una medida tangible, y sus concejales se negaron siquiera a considerarla”.

Vale recordar que el 23 de abril, María Eugenia Vidal anunció la eliminación de impuestos provinciales en las tarifas de los servicios públicos para alivianar la carga a los consumidores tras los tarifazos anunciados por el gobierno nacional y para frenar la tensión social que produjeron estas medidas. Rápidamente, intendentes oficialistas respaldaron a la Gobernadora y eliminaron impuestos municipales. No fue el caso de Gustavo Posse.

“Se habla mucho de ‘trabajo conjunto entre niveles’ pero el Municipio se niega a hacer su parte como lo han hecho otras Intendencias de la Provincia de Buenos Aires, y a acatar la resolución de la Provincia que obliga a los Municipios a no aprovechar la factura de luz para cobrar lo que no es luz” expresó Abella.

Por último, concluyó que "no estamos hablando de cargos o tasas por alumbrado público. Nos referimos a conceptos extra que pasan desapercibidos en las facturas de servicios como ese 6,42% mensual, que finalmente fueron $84 millones que el municipio le cobró a los vecinos en 2017".