Miércoles 14 de noviembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 24.18.2018

Colombia: FARC denuncia persecución y amenazas de grupos paramilitares

Mediante un comunicado, los miembros de esa fuerza política aseguraron que la violencia contra sus integrantes y contra grupos civiles se ha incrementado. Además, exigen al Estado “tomar todas las medidas urgentes” para “garantizar la vida e integridad personal”, así como “la participación política de todas y todos los militantes del partido”.

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) denunció las constantes agresiones, persecuciones y hostigamientos que sufren los miembros de la exguerrilla colombiana, ahora partido político, por parte grupos paramilitares.

“La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común Bogotá rechaza la continuidad de amenazas y hostigamientos en contra de sus miembros en la ciudad de Bogotá y denuncia la presencia de grupos criminales sucesores del paramilitarismo en diversas localidades”, expresan los exguerrilleros por medio de un comunicado.

La denuncia de la FARC se conoció este miércoles, a la vez que la Alcandía de Bogotá aseguraba que en la capital colombiana no hay presencia de grupos paramilitares.

Además, en el comunicado denunciaron que, desde 2017, se han incrementado los secuestros y la violencia contra sus integrantes y otros líderes sociales, así como la presencia de grupos armados delictivos y el contrabando de sustancias ilícitas en Ciudad, Bolívar, San Germán, San Cristóbal y Suba.

En ese sentido, los líderes de la FARC informaron que estos grupos criminales tienen el control de la droga en el barrio San German y aseguraron tener información sobre la presencia de hombres armados infiltrados en los movimientos sociales, amenazando a sus líderes y persiguiendo a exguerrilleros de la FARC.

El partido político, en el comunicado, exhorta a las autoridades colombianas a actuar para terminar con las amenazas, las agresiones y los asesinatos que atentan contra la paz y el libre ejercicio a la participación política, todas premisas establecidas en el Acuerdo de Paz firmado en La Habana, Cuba entre el Gobierno y el exgrupo insurgente, en 2016.

“Exigimos al Estado colombiano y a sus autoridades judiciales, administrativas y organismos de control, tomar todas las medidas urgentes, (...) para garantizar la vida e integridad personal (...) y la participación política de todas y todos los militantes del partido”, cita el texto.

Desde la firma del Acuerdo de Paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP), hoy partido político FARC, no han cesado los ataques contra los excombatientes en los 26 espacios de capacitación y reincorporación.

Además, según las estadísticas fueron asesinados 41 exguerrilleros hasta el momento. Asimismo, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) informó de 385 líderes sociales asesinados en Colombia, la mayoría después de la firma del Acuerdo de Paz.