Miércoles 17 de octubre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
SINDICALES | 7.18.2018

Omar Plaini: "La CGT necesita un programa de lucha"

Con las elecciones de la CGT en vista para el 22 de agosto, el secretario general del gremio de los canillitas y miembro del Consejo directivo de la central obrera brindó una entrevista con Política&Medios en la que opinó sobre el futuro y los desafíos del sindicalismo para enfrentar las políticas de Cambiemos.

¿Qué expectativas tiene sobre las elecciones en la CGT?

No tiene que ser un mero cambio de nombres, la CGT necesita un programa de lucha. Que ese programa aglutine la base más ancha de asociaciones sindicales confederadas. Todos nos vamos a encolumnar en la medida que tengamos un programa. Además, ya a estar altura todos coincidimos a la hora de definir a este gobierno. Estoy convencido, por eso, de que hay que elaborar un plan de lucha.

¿Cuál es el diagnóstico en el que coinciden?

El gobierno se ha endeudado de una manera atroz, la inflación es imparable y no la pueden manejar, los tarifazos, la pérdida de poder adquisitivo y las presiones para negociar paritarias a la baja. La probreza aumenta, yo no sé donde ven ellos que haya disminuido porque el tarifazo no lo pueden pagar no sólo las familias sino las pymes, los comercios, los autónomos y por lo tanto la CGT debe tener esta mirada y a partir de allí generar la representación más genuina a estos problemas.

¿Qué balance realizan del periodo del triunvirato al frente de la CGT?

La crisis también tiene que ver con la dispersión que tiene el peronismo. La mayoría de nosotros somos militantes peronistas y eso está vinculado. La CGT tuvo estos claros y oscuros porque no hemos tenido un plan. Nos juntamos después de estar divididos 5 años tres corrientes distintas y hubo un análisis con distintas varas para medir al gobierno y cómo había que relacionarse, y ese es un tema que también se debe resolver muy claramente. En el marco de eso, se hicieron tres movilizaciones y un paro general. Yo no digo que el triunvirato haya sido de lo más exitoso pero tenemos que hablar de todo el consejo directivo. Tampoco otros sectores fuera de la CGT pudieron modificar la situación de este gobierno. Nosotros estamos en una actitud de resistencia, algunos todo el tiempo en la calle pero también es cierto que no se encuentra una salida política. De seguir esta situación, el 2019 nos va a agarrar divididos y le vamos a facilitar al gobierno, con poco, el objetivo de retener el gobierno.

¿La CGT estuvo a la altura en estos dos años de gobierno?

Es probable que la CGT no haya estado a la altura de las circunstancias pero ¿Quién ha estado a la altura de las circunstancias? Creemos que tenemos que tener una CGT con un programa, con un plan de lucha, que no digamos una cosa adentro de la CGT y por fuera hagamos otra, como nos pasó el 18 de diciembre. Ahí se rompió la orgánica porque hubo un conjunto de gremios que salimos a pelear en la calle contra la reforma previsional. No hay un líder que nos aglutine a todos, como alguna vez tuvimos, ni en lo político ni en lo sindical. Tenemos que tener una conducción con decisiones colegiadas y para esto hay que tener claro un programa y un plan de lucha.

¿Se prevé una ampliación del movimiento obrero para con los movimientos sociales?

Hoy hablar de movimiento obrero organizado es reduccionista. Hay que incluir a los compañeros de la economía informal. Son trabajadores, igual que los jubilados y que los desocupados. Ya hemos dado una participación a estos sectores. Tienen que volver a la CGT los docentes, CTERA, ATE y otras organizaciones que también se han ido. Para eso hay que tener una CGT que abarque todas esas demandas. Pero siempre nosotros vamos a exigir que queremos trabajo registrado, digno, porque como dice el Papa, la informalidad termina siendo un desorganizador social.

¿Cuál debe ser el rol del sindicalismo en la reconstrucción del peronismo?

Yo defino al peronismo como una estrategia de poder de la clase trabajadora. Por lo tanto, nosotros no somos la fuerza de choque ante la derrota ni tampoco, a la hora de la reconstrucción, la rama seca. En general, el sindicalismo maneja comunidades de personas, no somos solamente un actor de conflicto. Somos uno de los sindicalismo más reconocidos del mundo porque brindamos salud, recreación, educación, formación profesional y turismo. Nosotros administramos una comunidad como administra un intendente o un gobernador y hay casos en que tenemos comunidades más grandes que las de un intendente y un gobernador, entonces no solamente discutimos salarios y condiciones laborales. Tenemos que dar una discusión de por qué el sindicalismo, al momento de discutir representación, podemos ocupar sólo cargos legislativos y no ejecutivos. Esto lo queremos debatir, está en deuda el partido por nosotros que nunca gobernamos pero que hemos sido los que hemos estado en la calle permanentemente. Por lo tanto, la dirigencia política no puede mirar para otro lado. Más cuando toda la dirigencia está cuestionada por el conjunto de la sociedad, no solamente a la sindical.

Noticias Relacionadas

POLITICA  |  4 may

La CGT elegirá el 22 de agosto una nueva conducción

Luego de dos años de triunvirato, la organización buscará concretar un nuevo liderazgo. Además, a través de un comunicado, aseguraron que el aumento de las tarifas es "desproporcionado" y que la reforma que busca impulsar el gobierno "degrada las condiciones laborales". En este momento, hay marcha en el microcentro porteño.