Miércoles 14 de noviembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
MEDIOS | 29.18.2018

Lorenzetti se defendió de las acusaciones de Carrió y negó intenciones presidenciales

En una entrevista con CNN en Español, el presidente de la Corte dejó definiciones importantes sobre la actualidad del poder judicial. Admitió que existe una fuerte demanda social para que la Justicia avance en causas de corrupción.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, brindó una entrevista al canal CNN, con el periodista Marcelo Longobardi. En ella negó tener ambiciones políticas por fuera de la Corte: "Yo he tenido un rol público muy fuerte porque era necesario para que la Corte sea conocida. Pero la Corte es una institución y nosotros tenemos que disolvernos dentro de ella" señaló aunque adimitió que "Fayt hace unos años dijo 'Lorenzetti debería ser Presidente de la nación', y ahí quedó el tema. Pero no".

Por otra parte, se defendió de las denuncias judiciales y mediáticas, por enriquecimiento ilícito, que le propinó en diferentes momentos la diputada nacional de Cambiemos y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. "Me sometí a la Justicia y presenté toda la documentación, las declaraciones juradas. Ella lo revisó, habló con el fiscal, con el juez y consintió la decisión, porque no la apeló y quedó firme" explicó el presidente del máximo tribunal.

En cuanto a la enorme cantidad de causas por corrupción política que han llenado los juzgados en los últimos años, Lorezentti reconoció que "el fenómeno actual es que hay una demanda de lucha contra la impunidad" y agregó que "la sociedad quiere luchar contra la corrupción y los jueces tienen que responder a eso”.

En referencia a la denominada "doctrina Irurzun", que avaló una serie de prisiones preventivas a ex funcionarios kirchneristas, reflexionó que "lo que ha hecho la Cámara es establecer una interpretación mucho más estricta respecto a la libertad. Si hay algún elemento que permita sospechar que esta persona se va a ir o eludir la Justicia entonces es una interpretación más estricta sobre todo en casos de corrupción. Es una interpretación posible. Cuando no hay una legislación los jueces ajustan las interpretaciones, eso es normal en todo el mundo.La doctrina Irurzun es una sentencia de un juez que estableció un estándar mucho más rígido que responde a las demandas sociales también en caso de corrupción. Eso se soluciona con una sentencia unificadora de la Cámara de Casación o con una ley".

Por último, manifestó que fue "la persona más atacada de los últimos diez años", tanto por representantes del kirchnerismo como del macrismo, y se lo adjudicó a que "ocurre cada vez que la Corte tiene un rol" y concluyó que "Nosotros no cedemos a ninguna presión".