Miércoles 17 de octubre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 26.18.2018

Concejales platenses manifestaron su preocupación ante el posible ingreso de Farmacity

En la sesión del miércoles, el Concejo Deliberante de La Plata debatió un proyecto de resolución que planteó el respaldo a la Ley N° 10.606 que concibe al servicio de farmacias como "un servicio de utilidad pública". "Vemos con mucha preocupación la posible instalación de Farmacity en la provincia de Buenos Aires y la ciudad" sostuvo el concejal Fabián Lugli.

El concejal del Bloque Partido Justicialista, Fabián Lugli, presentó un proyecto de resolución para que el Concejo Deliberante brinde respaldo a la Ley Provincial de farmacias Nº 10.606, ante el probable ingreso de Farmacity al territorio bonaerense. El proyecto fue acompañado por el resto de los bloques de la oposición plantense.

La ley N° 10.606 sostiene en su artículo 1° que la "farmacia es un servicio de utilidad pública para la dispensación de los productos destinados al arte de curar". Además, por ser un servicio público, sólo permite que quienes puedan instalar una farmacia sean "Sociedades Colectivas ó Sociedades de Responsabilidad Limitada, integradas totalmente por profesionales habilitados para el ejercicio de la Farmacia". Farmacity es una Sociedad Anónima, por lo que estaría imposibilitado a instalar sucursales en la Provincia.

Sin embargo, semanas atrás la Procuración General de la Nación emitió un dictamen que consideró inconstitucional la ley provincial y ahora resta esperar la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que deberá definir sobre el planteo de inconstitucionalidad. Vale aclarar que uno de los accionistas de Farmacity SA es Mario Quintana, vice jefe de gabinete de la Nación.

El concejal Fabián Lugli manifestó que “vemos con mucha preocupación la posible instalación de Farmacity en la provincia de Buenos Aires y la ciudad porque, de suceder, la economía regional se verá fuertemente afectada. Somos conscientes que estas grandes cadenas siempre terminan perjudicando a los medianos y pequeños comerciantes, y ese no es el modelo de ciudad que queremos”.

El proyecto de resolución de Lugli entiende que la ley resguarda las farmacias, a los medicamentos y por ende a la Salud Pública de la Provincia de Buenos Aires. De igual manera, la iniciativa manifiesta el rechazo del cuerpo a todo intento privado o público de priorizar intereses económicos sobre la salud de la población, señaló el edil.