A cuatro años de la explosión en la escuela de Moreno: "Fue la desidia de un Estado ausente" - Política y Medios
15/08/2022 - Edición Nº5309

HOMENAJE A SANDRA Y RUBÉN

A cuatro años de la explosión en la escuela de Moreno: "Fue la desidia de un Estado ausente"

Los trabajadores de la educación murieron ese fatídico 2 de agosto de 2018 durante el gobierno de María Eugenia Vidal como consecuencia de un escape de gas mientras les preparaban el desayuno a los alumnos.

A cuatro años de la explosión de la escuela 49 de Moreno donde murieron la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, la secretaria adjunta del Suteba, María Laura Torre, recordó que “no fue un accidente, sino la desidia de un Estado ausente”, y apuntó a la responsabilidad política del Gobierno de María Eugenia Vidal. 

En declaraciones radiales, Torre recordó que la explosión en la escuela de Moreno “podría haber sucedido en muchas otras escuelas”. “Cuando explotó la escuela logramos que se hiciera una puesta en marcha uno de los acuerdos paritarios a nivel nacional que no se cumplía, que era una revisión en todas las escuelas con respecto al gas y la electricidad”, añadió.

En el acuerdo paritario 2019 con el gobierno bonaerense se incluyeron los 12 puntos de infraestructura de Escuelas seguras. El objetivo era tomar en cuenta las recomendaciones de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo y hacer un análisis y mejora en la infraestructura. Pero ninguna de ellas se cumplió en su totalidad.

En este sentido, la representante de Suteba explicó que “para los docentes, hoy es un día de memoria” donde siguen “exigiendo justicia”, y que “se convierte en lucha y esperanza”. “Cuando explotó la escuela 49 veníamos, en el gobierno de la exgobernadora bonaerense Vidal, con una fuerte lucha, denunciando, no sólo la situación salarial, sino una situación de arrastre de infraestructura”, comentó Torre.

“Veníamos atrasados en cuanto a la infraestructura y en los dos años de Gobierno de Vidal hubo un parate en todo el financiamiento. Lo que pasó no fue un accidente, fue la desidia de un Estado ausente”, dijo. Y agregó: “Hubo más de 1.500 escuelas, que no fueron tapa de ningún diario, donde los chicos no tuvieron clases porque tenían pérdidas de gas”.

“Seguimos manteniendo la memoria de Sandra y Rubén. Exigimos justicia. Hay una deuda con los docentes. Hay muchos imputados y procesados. Acá hay una responsabilidad directa del Gobierno provincial de ese momento y con el director general, que tenía la responsabilidad de no haber resuelto todas las cuestiones que tenía que resolver”, finalizó. 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias