El Gobierno exhibió una imagen de unidad frente al guiño de la Corte a Larreta - Política y Medios
22/10/2021 - Edición Nº5013

ACTO POLÍTICO

El Gobierno exhibió una imagen de unidad frente al guiño de la Corte a Larreta

La cúpula del Frente de Todos se hizo presente en Ensenada en su 220° aniversario, con un mensaje alineado contra la intervención del Poder Judicial en las políticas de Gobierno.

Este miércoles, Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner, Sergio Massa, y Axel Kicillof se mostraron juntos en la ciudad bonaerense de Ensenada, donde el intendente Mario Secco los recibió en el marco de las celebraciones por los 220 años del distrito.

“Grábense esta foto. Es la foto de nuestra unidad. No habrá ni tapa de diarios ni sentencia judicial que nos lleve a dejar de hacer aquello que debemos hacer en favor de argentinos”, expresó el Presidente, que concluyó con su discurso un acto del que también fue parte el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

La presencia del ex intendente de Avellaneda se debió a que el Gobierno lanzó desde la localidad costera el programa Reconstruir, destinado finalizar la construcción de 55.000 viviendas, frenadas durante la gestión precedente.

En ese sentido, Fernández destacó que los argentinos que necesitan de una vivienda digna requieren de la acción del Estado, que llega a donde el mercado ni siquiera apunta.

“Para todos ellos, esto es populismo; para nosotros, es dignidad. Para ellos, esto es un abuso de gasto del Estado; para nosotros, es inversión que da mejores condiciones de vida”, sostuvo Fernández.

Además, criticó el “odio enorme” de la administración de Cambiemos contra estas lógicas y consideró que la aversión fue tan grande que “prefirieron dejar a los argentinos sin casas antes de que recuerden que hubo una presidenta que se ocupó de lo que el mercado jamás se ocupa”.

El acto completo.

[Unidad ante el guiño de la justicia a la oposición]

Lo cierto es que, ante todo, las autoridades nacionales buscaron enviar un mensaje político en el día posterior a la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), que falló “a favor de la autonomía de la Ciudad” y de las provincias para definir cómo se desarrollan las clases en sus territorios.

En ese sentido, el gobernador bonaerense habló de un intento de sectores políticos -que no alcanzaron el poder en las urnas- de inferir con las decisiones del Poder Ejecutivo de la Nación, en este caso sobre las medidas sanitarias en el marco de la pandemia.

Pero también recordó aquella causa iniciada contra la ex presidenta y él mismo en calidad de ministro de Economía, conocida como “dólar futuro”, presentada con menos de un mes de anticipación al ballotage de 2015 e iniciada con celeridad por el difunto juez Claudio Bonadío.

Kicillof aseguró que, ya sea a través del “lawfare”, o la denominada “persecución judicial”, sectores del poder mediático, del judicial y una parte de la dirigencia política no buscaban “hostigar o molestar” a otros dirigentes. “Ése no es ese el objetivo, es un error entenderlo así”, afirmó.

En esa línea, recordó que aquella causa se inició por la denuncia presentada por “dos dirigentes de la oposición, presidentes de dos bloques políticos”, a saber: Mario Raúl Negri y el entonces legislador Federico Pinedo.

“El objetivo no era demostrar que alguno de nosotros había hecho algo inadecuado, o fuera del reglamento, o que se había enriquecido. Eso nunca lo pudieron empezar a demostrar porque, cuando se buscó la lista de quiénes habían comprado dólar futuro, eran todo parte de ese espacio político”, recordó el gobernador bonaerense.

Al respecto, Kicillof consideró que “el propósito era, a través de una parte del Poder Judicial, entrometerse en decisiones políticas. Judicializar no la política sino las decisiones políticas de un Gobierno”.

En relación al reciente fallo del máximo tribunal, expuso que, aún atravesando una “crisis internacional sin precedentes”, estos mecanismos no cesan: “Cuando un presidente, elegido por una enorme mayoría, toma las decisiones que le corresponden, van a la justicia e intentan parar medidas sanitarias de cuidado de la gente”.

Por último, el mandatario provincial advirtió que “ni con la justicia, ni con medios ni persiguiéndonos van a impedir que cuidemos la salud y la vida de los argentinos”

Minutos después, Alberto Fernández aclaró: “Respeto la sentencia de la Corte, pero no resuelve nada, porque el DNU no estaba vigente. Lo habrán hecho para darle títulos a los diarios”.

En ese sentido, agregó que los magistrados “tienen derecho a elegir a los candidatos que más les gustan” en las elecciones, pero “no pueden dictar sentencias para favorecerlos”.

Al tiempo que sostuvo que “es muy triste ver la decrepitud del derecho firmada en una sentencia judicial”,le pidió al Poder Judicial: “Basta, paremos, ya han hecho mucho daño. El Estado de Derecho necesita de una institucionalidad adecuada”.

En esa línea había declarado esta mañana también el ministro de Justicia, Martín Soria, en diálogo con Radio Futurock, donde cuestionó que “la Corte se reunió vía remota para anular un DNU que disponía una medida sanitaria en el AMBA, que venció el viernes pasado”.

También señaló la inconsistencia del accionar de los magistrados, que “no se juntaron presencialmente, pero pretenden que los chicos se inmolen y vayan a la escuela”, tras lo cual consideró: “Entiendo que es un fallo netamente político y, en vez de haber declarado abstracta la cuestión, decidieron prestarse al juego político de Rodríguez Larreta”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias