28 de septiembre de 2020 - Edición Nº4623

Acuerdo entre el gobierno y tres grupos de acreedores por la reestructuración de deuda

Argentina logró un consenso con tres grupos de bonistas en la renegociación de la deuda externa. El presidente le había transmitido a los bonistas que el país no podía hacer "más esfuerzo" que el último ofrecimiento.

Este martes por la madrugada, el Ministerio de Economía informó que la Argentina y representantes de tres grupos acreedores llegaron a un acuerdo en la reestructuración de la deuda externa.

Según detalló el comunicado oficial, se trata de “representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores (en conjunto, los ‘Acreedores que brindan Respaldo’)”.

Desde el gobierno destacaron que el consenso les permitirá a los miembros de sendos grupos de bonistas “apoyar la propuesta de reestructuración de deuda de Argentina y otorgarle a la República un alivio de deuda significativo”.

Se explicó, además, que el país “ajustará” fechas de pago contempladas para los nuevos bonos, establecidas en su “Invitación del 6 de julio”. Esto se concretará “sin aumentar el monto total de los pagos de capital o los pagos de interés que Argentina se compromete a realizar y mejorando el valor de la propuesta” para los acreedores.

El 30 de julio, el ministro de Economía celebraba el apoyo del Congreso para la propuesta de reestructuración de deuda.

El ajuste, en detalle:

(i) las fechas de pago sobre los Nuevos Bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre,

(ii) los nuevos bonos a ser emitidos como compensación por intereses devengados y compensación por consentimiento adicional comenzarán a amortizar en enero de 2025 y vencerán en julio de 2029,

(iii) los nuevos bonos 2030 en USD y en Euros comenzarán a amortizar en julio de 2024 y vencerán en julio de 2030, donde la primera cuota tendrá un monto equivalente a la mitad de cada cuota restante, y

(iv) los nuevos bonos 2038 en USD y en Euros a ser emitidos como contraprestación por los bonos de descuento existentes comenzarán a amortizar en Julio de 2027 y vencerán en enero de 2038.

El presidente de la Nación había advertido que no se iba a "postergar a ningún argentino" para pagar la deuda.

“No podemos hacer más esfuerzo”

Quien debe estar más que satisfecho con el arreglo es el presidente de la Nación, Alberto Fernández, que en el marco de las negociaciones indicó que confiaba en los acreedores.

El mandatario había enviado un mensaje claro respecto a la última oferta: “No podemos hacer más esfuerzo, espero que los acreedores lo comprendan”. En este sentido, explicó que a partir de esa actitud, permitirán “volver a hacer que la Argentina trabaje y funcione”.

En efecto, parece que el mensaje del mandatario hizo mella en los tres grupos de tenedores, que finalmente aceptaron la oferta.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se hizo eco del acuerdo y envió un mensaje al respecto: “Alcanzamos un acuerdo por la reestructuración de la deuda con 3 grupos de acreedores. Es nuestra convicción desde el primer día: para poder pagar tenemos que crecer. Y lo vamos a hacer empezando por los últimos para llegar a todas y todos”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: