Viernes 25 de mayo de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
DD.HH. | 30.18.2018

Caso Johana Ramallo: A ocho meses de su desaparición, la única certeza es la impunidad

Falta de respuestas gubernamentales, amenazas de la Policía y ningún imputado. La causa pasó hace cinco meses de la justicia provincial a la Federal, sin embargo, "no hemos tenido resultados" sostuvo una de los abogadas de la familia Ramallo.

Johana Ramallo fue vista por última vez el 26 de julio de 2017 a las 20:30 en la estación de servicio YPF ubicada en la esquina de las calles 1 y 63 de La Plata. Nunca más se supo nada de ella. La familia y sus abogadas denunciaron que fue secuestrada por una red de trata de personas.

Tanto fue así que, después de que la causa por "averiguación de paradero" permanezca inmóvil tres meses en la Justicia bonaerense, pasó a la Justicia Federal bajo el rótulo de "desaparición de persona". Ahora, la causa se encuentra en el Juzgado de Garantías N°5, a cargo de la jueza Marcela Garmendia.

"La trata es un delito federal. Al pasar a la Justicia federal puede intervenir el Ministerio Público Fiscal, a través de la Protex, pero por el momento no hemos tenidos resultados" explicó Pía Garralda, una de las tres abogadas que representan a la familia Ramallo. La Protex es la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas, organismo dependiente de la Procuración General de la Nación.

El lunes 26 de marzo se realizó una audiencia pública frente a la Gobernación bonaerense, convocada por familiares y allegados de Johana, para repudiar la inacción de la política en torno a este caso. "Marta (madre de Johana) solicitó una audiencia con Vidal y Garro y nunca se llevó a cabo" se quejó Pía Garralda en torno a la falta de respuesta de la Gobernadora y del intendente de La Plata.

En la audiencia se realizó una parodia sobre una supuesta conferencia de prensa de la que participaban, además de Garro y Vidal, el secretario de derechos humanos de la Provincia, Santiago Cantón, y el jefe de calle de la Policía Bonaerense, Guillermo Salas. "Cantón dijo que ayudó económicamente a Marta y eso nunca sucedió" agregó la representante de la Asociación de Abogados En Lucha (APEL).

Sobre Salas, la trama se vuelve más oscura. Al jefe de calle de la Policía "lo han visto en manifestaciones por Johana". ¿Por qué estuvo ahí? "En las actividades que realizamos se ven actitudes sospechosas de seguimiento" señalaron a este portal. Además, efectivos policiales han maltratado y amenazado a Marta Ramallo. "Esa es la madre de la puta, por tu culpa investigan a la Policía" le recriminaron policías en el Hospital San Martín de La Plata a la madre de la joven desaparecida.

Johana tiene 24 años y es trabajadora sexual. Su madre, Marta, lucha incansablemente para visibilizar su caso y poder encontrar a su hija, pese a las reiteradas amenazas policiales. En función de esto último, la defensa solicitó medidas a la Justicia para saber qué oficiales de la comisaría 9na estaban de servicio esa noche y que se investigue a Guillermo Salas. La jueza dio curso a esas demandas.

El delito de la trata de personas, el tráfico de mujeres y niñas para ser explotadas sexualmente, tiene más de 3 mil víctimas en Argentina, según diversas estimaciones. Tras ese oscuro marco, una madre y una familia continúan luchando, después de ocho meses, para reencontrarse con Johana y pelear contra la mafia de la trata que incluye jueces, políticos, empresarios y policías.