Jueves 20 de septiembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
MEDIOS | 5.17.2017

Fuerte aumento de la pobreza y caída del consumo de alimentos básicos

La devaluación, las paritarias a la baja, los despidos, la falta de oferta laboral y la alta inflación son un cóctel que destruye la capacidad de consumo de los sectores populares. La leche, uno de los productos de la canasta básica que más cayó al momento de ir a comprar. Fuerte impacto en los sectores más humildes preocupa a dirigentes territoriales.

En 15 meses de gobierno, CAMBIEMOS dejó un saldo de centenares de miles de despidos, comercios cerrados y una alta inflación en los productos de la canasta básica, variables que perjudican a los sectores de menores recursos. Para ejemplificar, el consumo de leche durante el año pasado fue el más bajo desde la crisis del 2001. Esto sumado a la crisis de producción del sector es el fiel reflejo de lo que la política económica del macrismo está dejando como huella.

Ante esta situación, P&M consultó a un dirigente territorial de la agrupación Martín Fierro, Nahuel Beibe, de Avellaneda que sostuvo: “En los barrios la situación empeora cada día y los chicos son los más perjudicados. La plata cada vez alcanza menos, nos ponen en la disyuntiva de comprar comida o pagar los servicios”.

Además, alertó sobre que “los funcionarios no dimensionan lo que está ocurriendo abajo. La emergencia social que está atravesando nuestro pueblo debe abordarse de manera rápida y contundente. Está a la vista que con una ley no alcanza, hay que modificar el rumbo económico antes de que sea demasiado tarde”.

Según el último estudio de la UCA, la pobreza subió a 32,9% y alcanza a 13 millones de personas. Este informe revela que desde diciembre de 2015 se sumaron 1,5 millones de pobres. Es decir, que en tan sólo 15 meses de gestión, CAMBIEMOS produjo una enorme transferencia de recursos de los que menos tiene a los sectores más enriquecidos de la población.

El aumento de los precios de consumo popular no ha cesado durante el 2017. La Canasta Básica Total llegaba en abril último según el INDEC para una familia de cuatro miembros a 11.320,71 pesos, por lo que acumuló en los últimos 10 meses un aumento del 17,6 por ciento. En tanto la Canasta Básica Alimentaria, que en abril ascendía a 4.679,9 pesos, acumuló también una suba del 17,7 por ciento en el mismo período.

A esta situación que comienza a preocupar a quienes trabajan junto a los sectores más vulnerables en términos de acceso al consumo, se le suma que el gobierno nacional prevé, después de las elecciones de medio término, continuar la senda del ajuste fiscal.