Lunes 23 de julio de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 4.17.2017

Macri presentó un plan de viviendas y aprovechó para seguir con su discurso agresivo

Durante un acto en Casa Rosada en el que presentó un acuerdo para la reactivación de la construcción, el Presidente aprovechó para volver a reivindicar la marcha del #1A. Criticó el paro general de las CGT y habló de sacar el poder a los mafiosos.

“Todavía estoy muy emocionado, conmovido con lo que vivimos el día sábado. Miles de argentinos salieron a expresarse en las calles de la argentina, en paz, en armonía, de forma genuina, sin ninguna estructura organizativa. Los impulsaba la pasión que surge del corazón, esa energía que te sale de las entrañas cuando vos sabes que estás defendiendo algo en lo que crees” comenzó Mauricio Macri su discurso.

En el acto estuvieron presentes el Secretario General de la UOCRA, Gerardo Martínez, y el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Gustavo Weiss. “Vamos a generar 100 mil puestos de trabajo y haciendo algo bueno para los demás, generando 100 mil nuevas soluciones habitacionales, para tanta gente que espera la casa propia. Y lo hicimos apostando a que nos podemos sentar a dialogar y encontrar una mejor solución” remarcó Macri.

Sobre la movilización del sábado, el líder de CAMBIEMOS hizo hincapié en las principales consignas de la movilización: “La democracia, que tanto nos ha costado fortalecerla, siguiendo por la convicción de que queremos vivir con la verdad, porque la verdad genera confianza y la confianza es el elemento central para construir futuro y eso es lo que expresaban los argentinos”.

Por otro lado, llamó la atención sobre una consigna que vio en la plaza del #1A que decía: “Voté a Macri porque no quiero más mafias”. Y añadió que “tienen razón. No podemos aceptar más comportamientos mafiosos en Argentina, que están en los sindicatos, en las empresas, en la política, en la justicia. Por suerte son minoría pero tenemos que combatirlo”.

También hizo referencia, sin nombrar, a la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, al decir que no se necesitan más “líderes mesiánicos que tengan todas las respuestas. Acá el camino es que un gobierno lidera y conduce pero todos somos protagonistas, que esta Argentina la construimos en equipo”.

Por último, criticó al paro general de la CGT: “Respeto su decisión de hacer un paro pero no la entiendo y no ayuda en nada a los trabajadores. Un paro que va a costar más de 15 mil millones de pesos que podríamos aplicar a hacer más obras de las que estamos haciendo”.

El Presidente había sido muy agresivo, el sábado por la noche a través de un video, al referirse a las movilizaciones del mes de marzo como incentivadas por estructuras que ponían transporte y comida vinculada a los sectores populares. En el discurso de ayer volvió a ratificar su posición en lo que ya es más que evidente que es una estrategia discursiva que ha tomado el oficialismo en el marco de un mes que tuvo mucha movilidad en las calles. Se acercan las definiciones electorales y CAMBIEMOS redobla la apuesta.

Noticias Relacionadas

POLITICA  |  2 abr 2017

Marcha de la democracia: la violencia discursiva de siempre

Como durante los cacerolazos contra el gobierno anterior, las movilizaciones de apoyo al gobierno realizadas ayer en varias ciudades del país tuvieron un tono despectivo contra el peronismo y las marchas contra el gobierno que se sucedieron durante marzo.